Empanada gallega low carb

¡Qué gozada volver a comer empanada!

De este asimilado low carb he quedado encantada. A pesar de que da cierto trabajo y la textura aún puede mejorarse, ¡vale la pena!

P1040830

Para la masa (el molde tiene 10cm de diámetro) he usado:

  • 50g de clara de huevo
  • 15g de harina de coco
  • 15g de almendra molida
  • una nuez de mantequilla
  • una cucharadita de hierbas provenzales
  • un pellizco de sal

P1040807

Para el relleno, he usado:

  • Una latita de atún en aceite
  • Un huevo duro
  • Una cebolla y un tomate sofritos

Hay que empezar por mezclar los ingredientes de la masa, hacer una bola, envolverla en papel film y dejarla reposar en la nevera al menos media hora.

P1040803Una vez reposada, la dividimos en dos mitades y procedemos a extender la primera mitad (entre papel film os será más fácil)

P1040809

y colocarla sobre un molde cubierto con papel encerado previamente engrasado.

P1040813Ya podéis proceder a rellenar la empanada (obviamente el relleno admite todo tipo de variaciones, pero esta mezcla de sofrito de cebolla y tomate, atún y huevo duro es una delicia). Os aconsejo, eso sí, reservar un poco del sofrito de cebolla para coronar la empanada (le da un toque casi indecente al gratinado 🙂 )

P1040817Y como habréis supuesto, ahora toca extender la segunda mitad de la masa sobre el relleno, y coronarlo con el resto del sofrito. No os preocupéis si se os rompe la masa, recomponedla con toda tranquilidad (al hornear se amalgamará).

P1040821Y listo, hornead la empanada a 180º durante unos 20 minutos, el olor os guiará pero mejor id controlando. Veréis cómo os encanta y apenas sois conscientes de que es una empanada sin gluten, sin cereales y low carb.

Nota desde el futuro: Si podéis comer gluten, no dejéis de probar la masa de empanada mejorada que tenéis aquí

No-pan low carb I

Aquí otro intento de no-pan, que procedo a publicar porque si bien no ha tenido el exitazo del no-pan de molde I que tenéis aquí, sí que tiene la ventaja de poderse ‘tostadizar’ y/o usar para rebañar. También puede dársele forma de panecillo, ¡pronto os colgaré uno!

P1040801

Para una torta de no-pan de 12cm de diámetro he usado:

  • 50g de clara de huevo
  • 15g de harina de coco
  • 15g de almendra cruda molida
  • 1/4 cucharadita de impulsor químico
  • 3 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de aceite
  • un pellizquillo de sal

P1040794

No tiene más misterio que el de mezclar todos los ingredientes, hacer una bola y extenderlo sobre un papel encerado previamente engrasado.

P1040795

Lo he horneado unos 15 minutos a 180º y he sacado una torta de pan sin el sabor ni la textura abizcochada del no-pan de molde de lino. Ha quedado de lujo con rodajas de tomate y atún 🙂

Vicio-galletas de café low carb

Aquí mi primer intento de macaron low carb. Si bien aún no le doy mi beneplácito (como macaron) debo decir que como galletas están absolutamente de vicio. Como tantas otras veces, el plan no ha salido como lo había planeado, pero por una vez debo decir que el ‘desastre’ ha resultado delicioso.

Para una bandejilla, he usado:

P1040785

  • 45g de clara de huevo
  • 40g de tagatosa o edulcorante al gusto
  • 60g de almendra molida
  • 4g de café soluble

He empezado por tamizar la tagatosa, el café y la almendra molida, batir las claras hasta conseguir un merengue firme y unirlos con cuidado.

P1040789

He vertido la mezcla en la manga pastelera y he hecho las galletas sobre papel encerado.

P1040790

Los macarons deben dejarse reposar, pero si vais a por las galletas podéis saltaros este paso felizmente. Los he horneado unos 10 minutos a 160º y aún a riesgo de que me reprochéis que me repito, debo reiterar que estaban de vicio 🙂

P1040823

Pizza fácil low carb I (de lino y parmesano)

Por si el estilo abizcochado de la pan-pizza te parece poco fiel a sus orígenes, aquí va una idea para reproducir la masa fina de la pizza italiana de toda la vida. Debo decir que, si bien no resulta indistinguible de la de trigo, sí puedo afirmar que queda deliciosa y con una textura muy agradable y nada tortillosa.

P1040782

Para una minipizza de unos 12cm de diámetro he usado:

  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de lino dorado molido
  • 2 cucharadas de parmesano rallado

¡Ya veis qué grado supino de sencillez!

P1040760

Empezamos por encender el horno a 180º y seguimos por mezclarlo todo y dejarlo reposar unos minutos. Queda una masa firme (el molde es innecesario, lo he usado más por mi comodidad y por ‘bonitez’).

P1040768

Extended la masa hasta que quede bien fina y metedla al horno unos 5 minutos para que se asiente. ¡Y poco más! Cubridla con mozzarella y lo que buenamente os apetezca (hoy he usado tomate natural, hierbas provenzales y olivas) y de vuelta al horno con ella.

P1040774En unos 10 minutos estará lista. Os aseguro que es rápida, tremendamente fácil y suculenta, sin gluten y low carb. Desde luego, ¡a mi me quita el mono de pizza!

P1040779

 

Brownie low carb

Es posible, sí, y es una auténtica gozada. Si bien no conviene tomarlo para desayunar todos los días, sí que os aseguro que os sacará un ‘hhhhmmmmm…’ en un día de bajón 🙂

FullSizeRender-2

Como seguro a estas alturas deduciréis, he sustituido el azúcar por edulcorante y la harina de repostería por una mezcla de harina de coco y de almendra. Y debo decir que he quedado extasiada con el resultado. Procedo a contaros los pormenores (y mayores) de la receta. Para un molde cuadrado de 20cm, he usado:

  • 20g harina de coco
  • 40g harina de almendra
  • 3 huevos
  • edulcorante al gusto (yo usé una cucharada de tagatosa)
  • Un puñado de nueces troceadas (o no)
  • 150g de chocolate negro
  • 50g de mantequilla o aceite de coco
  • 3 cucharadas de agua
  • Una vaina de vainilla

P1040737

Empezamos por encender el horno, a 180º.

Seguimos por fundir el chocolate con la mantequilla por un lado (a rachas cortas en el microondas o al baño maría como se ha hecho toda la vida), y batir los huevos con la tagatosa. He usado un chocolate 70% cacao edulcorado con estevia, el mismo de la fondue de chocolate que tenéis aquí, porque creo que en el chocolate el regustillo a pseudo-regaliz de la estevia pasa más que desapercibido.

P1040742

Añadimos a la mezcla de huevos las harinas, el agua y la vainilla y le añadimos el chocolate fundido.

P1040743

Mezclamos bien, le echamos nueces al gusto y al molde con ello (que esté cubierto con papel encerado con mantequilla).

P1040747

¡Ya casi lo tenemos!

P1040751

Faltará hornear de 35 a 40 minutos, según lo grueso que lo hayáis hecho y el horno que buenamente tengáis. Id comprobándolo con el viejo truco del palillo 🙂

P1040755

¡Veréis qué olor invade toda la casa…! 😛

Gratén de no-patatas y queso (con hinojo)

Bueno, aquí otro sustituto de una delicia sin la que la vida es como mínimo un pelín menos satisfactoria.

P1040707

Hoy he hecho un mini gratén, que queda más aparente, para el que he usado (en un molde de 12cm de diámetro):

– 1 bulbo de hinojo

– 1 cebolla

– 50ml de nata líquida

– Queso parmesano rallado (o cualquier otro si no os gusta el parmesano, por supuesto)

– Una nuez de mantequilla

– Sal y pimienta

Empezamos por limpiar el bulbo de hinojo y la cebolla y cortarlos en láminas finas. Como el hinojo suelta más agua que la patata, aconsejo darles un toque de horno o de plancha previo (al menos 20 minutitos a 180º).¡Y hasta aquí la pre-preparación!

P1040713

Procedemos a montar el pastel. Untad la base de la fuente con la mantequilla y proceded a alternar capas sucesivas de hinojo, cebolla y queso.

P1040717

Mejor salpimentad cada capa y no pongáis el queso de la última capa hasta que vayáis a gratinar.

P1040720

Verted encima la nata y meted en el horno precalentado a 180º tranquilamente 40 o 50 minutos, según la anchura de las rodajas tardará más o menos (no os preocupéis, el olor a cebolla asada dejará poco lugar para la duda del momento idóneo para añadir el queso y gratinar).

P1040723

Y lo dicho, quedará echar el queso por encima y ponerlo a gratinar unos minutos.

P1040731

Listo, un plato fácil, rápido y delicioso (además de sin gluten, sin huevo, sin frutos secos y low carb). Incluso si no sois fans del hinojo (como es mi caso), veréis cómo repetís.

P1040735

Pseudo-lasaña I (de berenjena)

Acepto con total estoicismo las posibles críticas que una entrada tan poco creativa pueda ocasionar. Dicho esto, no podía dejar de incluir esta delicia del low-carbismo, por si quedase por ahí algún alma desventurada a quien no se le hubiera ocurrido 🙂

Como la mayoría de cosas en esta vida, este plato admite mil combinaciones, cada una con sus ventajas e inconvenientes. La que hoy os propongo es sencilla aunque laboriosa, pero no dudéis en modificarla a vuestro gusto o según vuestra despensa. ¿Que no tenéis espinacas? Sin problema, añadid otra capa de pisto. ¿Que sois vegetarianos? Sustituid la salchicha por champiñones. ¿Que sois veganos o no podéis comer queso? Gratinad con una capa de cebolla caramelizada, veréis qué rica queda tostadica.

P1040668

Dicho esto, vamos al lío. Para mi versión favorita, necesitamos:

  • Un par de berenjenas
  • Una cebolla
  • Un calabacín
  • Un pimiento rojo
  • Un pimiento verde
  • Un par de tomates maduros
  • Un par de puñados generosos de espinacas
  • Un par de ajos
  • Un par de salchichas (opcional)
  • Mozzarella rallada
  • Parmesano rallado (opcional)

Empezad por cortar la berenjena en láminas, salarla y dejarla que suelte el agüilla amarga. Encended el horno a 180º. Mientras, picad la cebolla, los pimientos y el calabacín y ponedlos a sofreír a fuego lento con un chorrillo de aceite. Lo que toda la vida ha sido hacer un pisto, vamos 🙂

P1040670

Cuando las berenjenas hayan sudado el amargor (dadles al menos 10 o 15 minutos), las secamos con papel de cocina y las disponemos sobre una bandeja de horno previamente engrasada. ¡Y al horno con ellas! Según lo finas que las hayáis cortado necesitarán más o menos tiempo, pero tened en cuenta que es un pre-cocinado, con que queden blanditas nos vale (yo suelo dejarlas unos 10 minutos).

P1040672

Mientras el pisto sigue su curso lentamente (podéis aprovechar los últimos 10 minutos antes de echar el tomate rallado para añadirle las salchichas cortadas a trocitos) y las berenjenas se asan, podéis empezar a freír las espinacas.

P1040680

El proceso no puede ser más simple, picad los ajos en un chorrillo de aceite y dadles cuatro vueltas.

P1040675

Cuando empiecen a dorarse añadid las espinacas y dejadlas cocinar unos minutos, removiendo de vez en cuando (veréis que reducen su volumen considerablemente, por lo que no escatiméis).

P1040677

Llegados a este punto, el pisto estará ya a puntito y las salchichas cocinadas, por lo que podréis añadir el tomate  felizmente y dejarlo freír un ratico.

P1040682

Bueno, ya casi estáis. Las berenjenas, las espinacas y el pisto con salchichas estarán listos para ser alternados en capas. Obviamente, cada cual puede colocar las capas como buenamente prefiera, aunque sí que os aconsejo colocar primero un chorrillo de aceite y una primera de berenjena, para facilitaros luego la vida a la hora de servir.

P1040684Encima de la berenjena, una capa generosa de pisto.

P1040686Encima del pisto, yo suelo poner otra capa de berenjenas (porque me encantan y sin duda son la estrella del plato).

P1040689Ya llega el turno de las espinacas fritas con ajo, bien repartiditas sobre la berenjena.

P1040691

Y supongo que llegados a este punto alguno dirá que ya va tocando añadir la salsa bechamel (o un asimilado). Pues os puedo asegurar que sustituyéndola por la mozzarella rallada no la echaréis de menos.

P1040693

Y ya viene la última capa de berenjena. Aprovechad para salpimentar a vuestro gusto.

P1040696Listo, coronads con más mozzarella, dad un último toque de parmesano rallado y de vuelta al horno.

P1040698Dejadlo a unos 180º al menos 20 minutos (aunque cada capa en sí ya esté cocinada, así se amalgaman los sabores). Aprovechad los últimos minutos para darle un toque con el gratinador, veréis como el olor os hace salivar como si no hubiera mañana 🙂

P1040700Y listo, una lasaña deliciosa, sin gluten, sin frutos secos, sin huevo y low carb. Por cierto, ¡congelada queda absolutamente sublime también!

Yogur natural con merme-compota de manzana y nueces de macadamia

Algunos me diréis que en la escala de clasificación recetil esto no llega ni a sótano, pero qué queréis que os diga… A falta de miel, es una auténtica delicia 🙂

P1040633Como seguramente os imaginaréis, mezclé la merme-compota low carb (cuya receta tenéis aquí) con un yogur natural y un puñado de nueces de macadamia. No os puedo poner foto del resultado porque el grado de salivación fue tal que me olvidé de echarla! 😉

Tortilla de no-patatas III (de berenjena)

Veredicto: ¡sí, por favor!

De todas las opciones hasta la fecha, sin duda ésta es la más sabrosa.

P1040649

La idea, como seguro adivinaréis, consiste en sustituir la patata por berenjena y cebolla sofrita.

P1040652

No me extenderé en técnicas de tortilleo, me limitaré a decir que una vez doradas podéis proceder a tortillearlas 🙂 (seguro que todos tenéis una técnica más que óptima).

P1040659

Debo decir que queda deliciosa y con una textura mucho más parecida a la de patatas que sus predecesoras. ¡Me la quedo! 🙂

P1040660

Ensaladilla rusa low carb II (con coliflor)

Procedo a haceros partícipes de mi veredicto en cuanto a sustitutos de la patata cocida en la ensaladilla rusa:

Si tenéis tiempo, haced la versión con berenjena (que tenéis aquí), pero si hay prisa o pocas ganas de cocinar, probad esta versión con coliflor. La ventaja es que podréis encontrar la mezcla de guisantes, zanahoria, judía verde y coliflor congelada, lo que facilitará en gran medida la tarea.

P1040607No quedará más que mezclar la verdura cocida con huevo duro, aceitunas, atún, salchichas de frankfurt (sin féculas ni azúcar) y un poco de mayonesa.

En 20 minutos tendréis una cena de lo más apetecible y saciante 🙂

P1040622