Quasi-trinxat de la Cerdanya (o col frita con no-patatas)

Para los que no lo conozcáis, os diré que el trinxat es un plato típico de la Cerdanya, en el Pirineo catalán. Es col de invierno cocida con patatas y luego sofrita con ajo y panceta. Un plato sencillo, pero suculento.

P1050048

Como lo echaba de menos, me dije que probaría una versión low carb sustituyendo las patatas por calabacín. Y debo confesar que estoy encantada con el resultado, me sentó de lujo 😀

P1050055

La receta es simple, no tiene más misterios que el de limpiar la col y cortar el calabacín en daditos y cocerlos unos 20 minutos hasta que estén tiernos. Luego hay que escurrirlos y echarlos en una cazuela con ajo (la cantidad va a gusto del consumidor) y panceta (o jamón) frititos en un chorro de aceite de oliva.

P1050076Dejad freír la mezcla unos minutos y salpimentad al gusto. Veréis qué plato más saciante y suculento: sin gluten, sin frutos secos, sin huevos, sin lácteos y low carb 🙂

image

Pseudo-canelones IV (de col)

Aquí otra idea de no-pasta que, si bien me diréis que no es especialmente creativa si conocéis los sarmale rumanos, es una gozada y muy low carb. Quizá la diferencia sea que los he cubierto de queso y gratinado, dándoles más pinta (y sabor) de canelón. Y aún a riesgo de parecer presuntuosa, debo decir que han quedado de lujo 🙂

P1050039

La idea surgió al mirar con cariño la col que compré para hacer el quasi-trinxat que tenéis aquí. Cuando vi lo hermoso de las hojas más exteriores, pensé que quedarían de lujo en modo canelón-sarmale.

P1050044Obviamente, podéis rellenarlos de lo que buenamente os apetezca o tengáis a mano. Hoy he hecho un relleno de pisto (cebolla, calabacín, berenjena, pimientos y tomates sofritos) y carne picada, que le va que ni pintado. Solo os daré un pequeño consejo, podéis ahorraros el hervir las hojas de col si las pasáis un minutico por el microondas a máxima potencia (no se romperán y se cocerán lo suficiente para ser manipuladas).

P1050061Y ya lo que sigue es claro y prístino incluso para los más profanos en la materia: extended las hojas de col, poned un poco de relleno en el centro y envolvedlo.

P1050064Veréis que no es necesario ser especialmente habilidoso y que quedan de lo más resultones.


No queda más que colocarlos en la bandeja para horno (recomiendo reservar algo de pisto del relleno antes de echarle la carne picada para usar a modo de salsa y cubrir primero la base del molde para facilitaros la vida a la hora de servir).

P1050070Cubridlo con más salsa y coronadlo con queso (yo de nuevo usé pisto y una mezcla de mozzarella y parmesano).

P1050081¡Y ya está casi listo! Horneadlo media horica y dadle un toque de gratinado al final. Veréis qué rico queda (y no os preocupéis si no os apasiona la col, ¡apenas notaréis su sabor! 🙂 ).

image