Curry de pollo más fácil todavía (al estilo de Singapur)

Por si la entrada del curry de pollo que tenéis aquí no fuera lo suficientemente fácil, aquí os traigo esta maravilla de mano de mi muy querida futura cuñada (¡gracias Yean!)

El ingrediente principal es una pasta de curry rojo al estilo de Singapur que me trajo Yean. Acepto cualquier crítica constructiva a este respecto, ya que no la he encontrado en España, sorry! 😀

P1050119

Aunque no encontréis ésta en particular, la excusa para publicar esta entrada es daros la idea de usar pastas de curry para alegrar coles y coliflores variadas 😉

Como viene siendo habitual, no podía ser más fácil. He puesto a cocer un cuarto de litro de agua, la pasta de curry y media pechuga de pollo cortada a daditos. Después de un cuarto de hora, le he añadido un vaso de leche de coco. ¡Y listo!

P1050117Quedó sabroso y picante. ¡Nada mejor para acompañar un poco de brócoli!

P1050123

Y debo decir que me ha sorprendido sobremanera que a pesar de ser mucho más picante que mi versión casera, me ha resultado extrañamente refrescante 😀

No-tagliatelle de calabacín al pesto

Bueno, ya he acabado los exámenes y puedo volver a colgar cosiñas.

Esta receta es una gozada (sin gluten, sin huevo, vegetariana (vegana si obviáis el queso) y low carb). Rauda como pocas y deliciosa (por no mencionar que apenas mancha cacharros, cualidad nada desdeñable en sí misma 😉 )

P1050104

La idea es simple: Coger un calabacín, cortarlo a modo de tallarines (con un pelador de patatas queda de lujo), salarlo y pasarlo por el microondas a máxima potencia un par de minutillos.

P1050110

Fácil, ¿verdad? Pues ya está listo para echarle la salsa!!! Obviamente la textura no es tan entera como la de la pasta, pero como vehículo para el pesto queda maravilloso 😀

image

 

Os preguntaréis dónde está la receta del pesto. Debo confesar que hoy he usado uno comprado, pero tengo una buena excusa: la albahaca del alféizar de mi ventana se veía muy poco apetecible.  Queda pendiente.

Aquí la prueba:  😀

P1050112