Sardinas en escabeche de mamá

Aquí otra de esas recetas de toda la vida… Que también resulta ser de lo más low carb.

Supongo que hay tantas versiones de las míticas sardinas en escabeche como familias, pero aquí os traigo la de mi adorada madre, que es un primor. P1050325

Ella empieza por limpiar y desescamar las sardinas y freírlas en aceite abundante (sin enharinar ni nada).  Conforme las va friendo las va colocando felizmente en la fuente, en hilerillas, unas sobre otras.

P1050327

Luego en el mismo aceite fríe 3 o 4 ajos enteros y un par de hojas de laurel. Cuando ya están fritos, aparta la sartén del fuego y le echa un buen vaso de vinagre, un chorro de vino rancio, un pellizco de sal, un poco de pimienta y una cucharada de pimentón dulce. ¡Cuidado que el vinagre puede salpicar si el aceite está muy caliente!

P1050329

Y poco más falta que cubrir las sardinas con la mezcla de escabeche y dejarlas reposar, idealmente toda la noche. Fácil, tremebundamente reconfortante y extremamente low carb 🙂

image

Flores de alcachofa confitadas

Pero qué maravilla y qué low carb… Una delicia: con los bordes crujientes como patatas fritas de churrero y el corazón suave y tierno… Mmmmm…

Y qué fácil, por favor. Hay quien dice que hecha así la alcachofa queda aceitosa, pero debo decir que la textura es sublime. ¡Probadla y veréis cómo me dais la razón!

P1050312No tenéis más que limpiar las alcachofas (dejad algunas hojillas que una vez fritas quedarán crujientitas y deliciosas) y ponerlas a confitar a fuego lento en un cazo, cubiertas con aceite. Yo las tuve tranquilamente 40 minutos (sacadlas cuando las hojillas de fuera, ya tostaditas,  se separen dándole esa bonita forma de flor).

P1050304

Un poquillo de sal gorda, ¡y listos! Podéis rellenarlas con jamón, con un huevo poché (con ajo negro si tenéis!) o comerlas tal cual.

¡Son un vicio!

P1050323

Os dejo aquí el resumen nutricional para dos alcachofas y dos lonchas de jamón (sin el huevo, pero con el aceite absorbido 🙂 ):

image