Tortilla de no-patatas IV (de tallo de brócoli)

Después del éxito de las no-patatas fritas de tallo de brócoli, comprenderéis que tenía que probarlo!

P1050441He hecho igual que haría para hacer la consabida tortilla de patatas: he puesto a freír a fuego lento en abundante aceite con un ajillo, una cebolla y el tallo de brócoli, ambos a rodajas finas.

P1050446

Ha tardado una media hora, igual que las patatas (a mi me gustan bien doradas para la tortilla) y olía de muerte.

P1050450

He escurrido el aceite y he hecho la tortilla, de nuevo como si fuera de patatas. Seguro que no es necesario que me detenga en el proceso 😉  ¡Y ha quedado de lujo!!! Ya es mi tortilla de no-patatas favorita, más que la de hinojo y la de berenjena. ¡Me la quedo!

image

No-patatas fritas III (de tallo de brócoli)

P1050437¡Qué curioso! Suelo aprovechar el tallo del brócoli para hacer cremas de verduras, pero hoy se me ha ocurrido cortarlo a rodajillas finas y freírlo a modo de patata a ver qué salía… Y debo decir que estoy encantada con el resultado!

P1050439

Lo dicho, me he limitado a cortarlas a rodajas finas y freírlas en aceite abundante con un ajillo.

P1050440

En cuestión de 4 o 5 minutos estaban doradas. Las he retirado y colocado sobre un papel de cocina que absorbiera el exceso de aceite. Les he puesto sal y no he podido resistir la tentación de probarlas. ¡Qué hallazgo! Desde luego no saben a patata frita, tienen el sabor pelín amargo del brócoli, pero están buenísimas. Además tienen una textura muy similar, crujientes y jugosas al mismo tiempo.

P1050443

Y vician igual que las patatas fritas: he hecho poquitas para probar y han durado 5 segundos… 🙂

image

Rollitos de gallo, panceta y piquillo

Aquí una versión low cost (e igual de deliciosa y low carb) de los rollitos de lenguado y jamón que tenéis aquí.  Quedan de lo más vistosos y están de lujo también.

P1050433

Empezamos por limpiar los filetes del gallo (se hace igual que con el lenguado, solo que no retirando la piel). Es bastante factible, intentadlo y veréis!

P1050425

Y tiempo ya para montar los rollitos, mejor con la panceta por fuera para que lo abrace cuando se cueza – el gallo no es tan firme como el lenguado y no mantiene la forma!

P1050427

Y al horno con ellos (yo los pongo en un molde para magdalenas con una gotita de aceite para ayudarles a mantener la forma).

P1050429

Después de 10 minutillos a 180º podrán sacarse felizmente. Hoy los he acompañado con una salsa de piquillos hecha a partir de un sofrito de cebolla y las espinas del gallo, vino blanco y piquillos. Una gozada…!!

image

 

Crema de alcachofas con virutas de foie micuit y chips de alcachofa

Aquí otra manera de unir las alcachofas y algún restillo de foie micuit que tengáis por ahí… De nuevo, deliciosa.

P1050421

Empezamos por la crema: para dos personas (o una persona y un tupper) pochad un puerro y 4 o 5 alcachofas cortadas a trozos en un chorrillo de aceite. Cuando ya huelan que alimenten, añadidles un poco de vino blanco y dejad evaporar el alcohol. Echad un par de vasos de caldo de verduras y dejadlo hervir unos minutos, triturad y salpimentad.

P1050418

¡Y poco más! Coronad la crema con virutillas de foie una vez servida en el plato. Y si queréis quedar como auténticos chefs, colocad por encima unas chips de alcachofas… Mmmm… Una delicia.

image

 

Alcachofas fritas con virutas de foie micuit

Qué fácil y qué delicioso por favor…

P1050398

¿Que tenéis unas sobrillas por ahí de foie micuit? Sí, ya sé que es una situación poco probable pero, por favor, forzad un poco la situación y probad a hacer esta maravilla…

P1050391

No tiene ningún misterio, basta limpiar las alcachofas, cortarlas en rodajillas al gusto, freírlas hasta que estén crujientitas, salarlas y coronarlas con unas virutillas de foie…

P1050395

Una maravilla sin gluten, sin lácteos, sin frutos secos, sin huevo y low carb “que quita er sentío”…

image

Rape envuelto en panceta

Qué delicia… Si solo el nombre alimenta (por no mencionar que difícilmente encontraréis un plato más low carb que éste 😀 )

image

Aquí otra receta para sorprender sin trabajar en demasía, ¡y queda de rechupete!

P1050269

No tiene mucho secreto, se trata de envolver los lomitos de rape salpimentados (estos en particular eran cada uno de un tercio de lomo) en una loncha fina de panceta (con o sin ahumar, como os guste más, ambas quedan genial). Y poco más, pasadlos por la plancha con un hilillo de aceite hasta que quede doradita la panceta por todos los lados, ¡y comedlos calientes!

P1050389