No-natillas de limón bastante low carb

Siguiendo la estela de las no-natillas de vainilla (que tenéis aquí), no podía dejar de probar esta idea que me empezó a rondar en cuanto Javier me habló del queso fresco batido.

Qué tremendamente fácil y veloz es… Además de gratificante, fresquita y bastante low carb, un gustazo, ¡no dejéis de probarla!

image

Al lío:  añadid al queso batido zumo y ralladura de limón (o de lima si tenéis) y edulcorante al gusto, ¡y ya!

image

Más fácil imposible. Así sola ya queda la mar de apañada, pero tengo pendiente usarla a modo de relleno de tartaleta. ¡Os voy contando!

image

No-natillas fugaces de vainilla bastante low carb

Aquí una idea convenientemente copiada a un lowcarbista reciente pero muy “apañao”: las no-natillas más fugaces jamás inventadas.

FullSizeRender 3 (3)Se basan en un descubrimiento reciente (y también convenientemente copiado al mismo bendito lowcarbista): el queso fresco batido, un invento bajo en carbohidratos y en sabor (lo cual no deja de ser una bendición porque podemos adaptarlo según se nos antoje).

FullSizeRender 2 (3)Esta receta no puede ser más fácil ni rápida: echad unas gotas de esencia de vainilla y edulcorante al gusto sobre el queso batido, ¡y ya! Unas no-natillas la mar de apañadas en 5 segundos: sin huevo, sin frutos secos y low carb, una gozada. ¡Gracias Javier!

image

 

Con un toque de canela quedan de maravilla 😉

Semifrío de queso low carb con frutas del bosque

Para mamá, que siempre pide “algo ligero y fresquito” cuando le pregunto qué le apetece de postre. Gracias por aguantarme 😉

Por fin, después de arduas batallas seguidas de penosas derrotas (cuyos detalles obviaré por el bien de todos y por el mío en particular), aquí os traigo esta maravilla. Como la hice de postre para una noche especial, elegí el modo ‘mini’, pero puedo afirmar que en plan ‘uno grande a repartir’ quedará estupendo también.

image

Tengo pendiente probarlo con una base de galleta (y de bizcocho) low carb, pero como tenía poco tiempo y mucho trabajo opté por la mezcla de almendras y avellanas picadas con mantequilla derretida, que nunca falla.

imageUn consejillo solo: poned un papel de acetato en el molde si esperáis desmoldarlo sin tener que suplicar clemencia a todos los santos 😉
  image

El semifrío ha sido una mezcla de 125g de nata montada, 50g de mascarpone, edulcorante (usé 10g de tagatosa) y 2 hojas de gelatina. He disuelto la gelatina prehidratada y el edulcorante en un par de cucharadas de nata bien caliente. Luego he añadido el mascarpone y al final lo he mezclado todo con la nata montada bien fría. Ha tardado toda la noche en cuajar pero al final ha quedado tipo flan cremoso, entre panna cotta y tiramisú. ¡Recomendable 100%!

image

Aprovechando que tenía una mermelada de arándanos sin azúcar, he apañado un poco de coulis (calentándola para disolverla con un chorrillo de zumo de limón) y lo he cubierto todo con frutas del bosque (hoy tenía moras, arándanos y frambuesas). Sin gluten, sin huevo y low carb. No exagero si os digo que ha quedado tremendísimo 😀

image