No-patatas fritas V (chips de kale)

Esta versión sí la podéis comer sin el más mínimo atisbo de culpa… Qué maravilla, si es que lo tienen todo: sin lácteos, sin frutos secos, sin huevo, sin gluten, veganas y tremendamente low carb… Y además están la mar de ricas, quedan crujientitas y preciosas y apenas manchan cacharros. Y por si todo lo que antecede fuera poco, además son muy fáciles de hacer. Ya veis, todo son ventajas, así que tendréis que probarlas y darles una oportunidad 🙂

Limpiad y secad las hojas, cortadlas en cachitos bonitos, embadurnadlas con un poquillo con aceite de oliva y al horno precalentado con ellas, a unos 180ºC.

En 10 minutos estarán estupendas (controladlas, que se queman muy rápido y conforme se “marronean” su “deliciosidad” disminuye exponencialmente). Saladlas y probadlas como sustitutas de las sempiternas chips de patata… ¡Veréis como repetís!

Sopa de ajo castellana low carb

Mmmm… Pocas cosas casan tan bien con los calificativos “reconfortante”, “raudo” y “fácil” como la tradicional sopa de ajo castellana. Si además la low-carbizamos convenientemente, se convierte en una auténtica gozada apta para los más vagos y/o poco duchos en habilidades culinarias.

Contamos con la ventaja de que la sopa de ajo ya es naturalmente baja en carbohidratos (hasta el instante en que se le añade pan). Así que omitiremos ese paso convenientemente 🙂

Es una receta antigua, así que no se mide por gramos sino por “puñaos” y “pellizcos”.  Para un platico generoso, necesitamos:

  • un ajo (o dos, si os gusta mucho)
  • unos cachillos de tocino, chorizo, morcillica y/o jamón
  • un huevo
  • un par de vasos de agua
  • un puñaíco de cortezas de cerdo (se ablanda y hace las veces de pan) y/o un puñaíco de torreznos a cachicos (si preferís que queden a modo de tropezones crujientitos)

Empezad por freír el tocino, el chorizo y lo que tengáis e incorporad el ajo a rodajicas. Antes de que empiece a dorar, echad el agua y cocinadlo unos minutos. Añadid el huevo batido y removed. Salpimentad, echad un toquecillo de pimentón dulce y añadid las cortezas y/o los torreznicos. Veréis como os reconforta en una noche de invierno.

Sopa navideña de no-galets (con champiñones)

¿Conocéis los galets que suelen acompañar la escudella o cocido catalán? Son “tiburones” de pasta pero de tamaño XXXL. Son realmente gigantes, no suelen caber más de 3 por plato de sopa 🙂

La idea consiste simple y llanamente en sustituir los galets por champiñoncicos (con cocerlos un par de minutejos en un buen caldo de pollo casero quedarán deliciosos).

Con esta versión sin gluten y low carb, no sólo os mantendréis fieles a la dieta y os encontraréis estupendamente, sino que ahorraréis una barbaridad de tiempo, que los galets tardan media vida en cocerse. ¡Todo son ventajas!

Raudo-spaghetti low carb (de calabacín)

img_4197

Sí, ya están aquí (y son más rápidos de hacer que los de pasta, os lo digo yo). Ved esta maravilla que encontré en el frigorífico de un supermercado (en concreto el Bon Preu): unos spaghetti de calabacín ya spaghetizados! 😀

img_4198

Una gozada para cualquier low-carbista anhelante de pasta… Con un poco de salsa pesto y queso parmesano son una auténtica gozada, sin gluten, sin huevo, low carb y en 5 minutos!

img_4201