Blog de nutrición y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y química en proceso (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y EX-gorda-depresiva-polimedicada)

Casi-Ferreros de macadamia y “chocoaguacate”

16 enero, 2018

Casi-Ferreros de macadamia y “chocoaguacate”

0 Comments

Ya llegó el día feliz en el que podéis dejar atrás la nostalgia navideña de los ubicuos “ferreros” abarrotados de azúcar y aditivos.

He aquí los deliciosos “casi-ferreros” de “chocoaguacate”, nuez de macadamia y almendra picada. ¿A que suena rimbombante? Pues son fáciles a rabiar (además de convenientemente low carb, sin gluten, sin azúcar, sin lácteos, sin huevo y bajos en fructosa).

 

ferreros sin azucar paleo low carb low fructose

 

Si estáis decididos a relegar anhelos varios de los míticos “ferreros” al baúl de los recuerdos, sabed que, para una bandejita hermosa, necesitaréis:

  • un puñado de nueces de macadamia (sustituibles por las sempiternas avellanas)
  • media tableta de chocolate negro y una nuez de mantequilla (o aceite de coco para los paleo estrictos) para derretir
  • almendra picada para rebozar
  • un bolecico de “chocoaguacate”, mezclando:
    • medio aguacate maduro chafadico
    • un par de cucharaditas del chocolate derretido
    • edulcorante al gusto (yo le echo una cucharadita de xylitol)

 

 

Cuando tengáis listo el “chocaguacate”, sumergid alegremente las macadamias en el resto del chocolate negro derretido con la mantequilla (para darle más untuosidad).

Dejadlas un ratillo en la nevera para poder manipularlas y… ¡Llegó el momento alegre de embadurnarse de chocolate! Coged una macadamia cubierta de chocolate, cubridla con el “chocoaguacate” y rebozadlas con la almendra picada. Id colocándolas en sus capsulillas para toquetearlas lo mínimo posible. Intentad no probarlas mucho, ¡que no podréis parar!

 

ferreros low carb sin azúcar chocolate agucate macadamia

 

Hmmm… Quedan super curiosos, con sabor a almendra, macadamia y chocolate pero con un peculiar aire a aguacate. Tre-men-dos. No echaréis de menos los “ferreros” industriales, ¡palabra!

Si os sobrase, además, con una gotita de chocolate derretido a modo de guinda y alegremente metiditos en capsulillas de aluminio para bombones, levantarán suspiros de admiración incluso antes de ser convenientemente catados.

Y si además los incluís en una deliciosa bandeja de paleo-repostería, ¡os harán la ola!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *