Blog de nutrición y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES QUE TE HAN TOCADO EN SUERTE NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y química en proceso (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y EX-gorda-depresiva-polimedicada)

Cerebro de Pan (“Grain Brain” de David Perlmutter)

24 agosto, 2017

Cerebro de Pan (“Grain Brain” de David Perlmutter)

0 Comments

Para el insigne autor de “Cerebro de Pan”, con toda mi admiración.

Qué queréis que os diga, no puedo ser imparcial con este señor (y mucho menos desde que me pone “me gustas” en Instagram 😊) y es que su libro fue uno de los empujoncitos que hicieron falta para que mis adorados padres se decidieran a prestar atención a mi sermoneo low-carbizador.

Neurólogo de profesión, el Dr. Perlmutter (cuyo curriculum os haría caer de espaldas) se ha convertido en uno de los adalides del movimiento pro-cambio de paradigma “enfermedad-cerebral-de-causa-genética-inevitable” así como en divulgador de los efectos nefastos que la dieta occidental tiene sobre el cerebro.

 

Libro cerebro de pan de david perlmutter grain brain

 

Si habláis inglés, su canal de Youtube es un absoluto “must”. Pero si los listenings no son lo vuestro, afortunadamente sus libros están teniendo tanto éxito que se están traduciendo a decenas de idiomas, el español entre ellos.

He aquí otro libro que debería ser de lectura obligada en la escuela (o como mínimo en la carrera de medicina y la de nutrición). Es un libro cuidadoso en sus fuentes pero de lectura amena y ligera. No diría que es “apto para mentes poco inquietas”, pero si tenéis interés en el tema, os encantará.

Si tuviera que resumirlo en dos afirmaciones, serían éstas:

1.”La disfunción cerebral empieza en nuestro pan de cada día.”

El libro analiza con todo detalle por qué nuestro cerebro prospera con una dieta exenta de gluten, azúcar y procesados (y se inflama y enferma cuando los consumimos), tesis que comparte con el Dr. Davis (y centenares de eminencias más). Aboga también por darle una oportunidad al ayuno intermitente y a la dieta cetogénica para estimular la función cerebral.

 

 

2. Cuanto mayor sea tu sobrepeso, menor será tu cerebro. 

No es una cuestión meramente estética: el exceso de grasa corporal aumenta no sólo la resistencia a la insulina, sino la producción de compuestos inflamatorios que juegan un papel directo en la degeneración cerebral.

La buena noticia, sin embargo, es que el tejido cerebral tiene la capacidad de regenerarse a lo largo de toda la vida, por lo que el Dr. Perlmutter nos anima a no rendirnos independientemente de nuestra edad, peso o grado de disfunción. ¿No os parece esperanzador?

“El destino de tu cerebro no se encuentra enclavado en tus genes. No es inevitable. Si sufres algún tipo de desorden cerebral como migrañas, depresión, epilepsia o constantes cambios de humor, el culpable puede no hallarse en tu ADN sino en lo que ingieres”.

 

 

El libro nos explica también por qué los zumos detox no sirven para nada y nos da una clase avanzada de las rutas antioxidantes que podemos activar con el consumo regular de  antiinflamatorios y antioxidantes naturales como:

  • cúrcuma (lo tiene todo, no dejéis de incluirla en la dieta)
  • resveratrol (nos anima a tomar un vaso de vino tinto al día – con esto se ganó a algún que otro escéptico 😊)
  • aceite de coco (lo describe como “supercombustible para el cerebro”)
  • probióticos (para alimentar a la microbiota intestinal, dada la inmensa importancia que tiene para la salud y función cerebral).

 

El libro aboga pues por una dieta adecuada, pero complementada con aspectos esenciales del estilo de vida, como la práctica de ejercicio físico y la gratitud. Le he oído decir alguna que otra vez que el mejor seguro contra la demencia vale lo que unas zapatillas deportivas.

Al final del libro, nos propone un plan de acción de 4 semanas (con un montón de recetas incluidas), cuyos beneficios afirma no se limitan a prevenir la demencia, sino que abarcan una miríada de afecciones que incluyen el trastorno de hiperactividad con déficit de atención, la ansiedad, el estrés crónico, las jaquecas crónicas y migrañas, la depresión, la diabetes, la epilepsia, el insomnio, los problemas de memoria y deficiencias cognitivas leves (a menudo previas al alzheimer), los trastornos del estado de ánimo y el autismo.

 

zapatillas deportivas

 

Aunque a todos nos han enseñado a desconfiar de afirmaciones de tamaña rotundidad, sabed que este señor no es un guru que venda nada (aparte de libros, cuyo contenido igualmente divulga alegremente en su canal gratuito de Youtube) y sí arriesga mucho postulando en contra del paradigma médico actual. Me declaro fan.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *