Terapia nutricional y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Análisis nutrigenómicos o «el conocimiento es poder»

23 noviembre, 2019

Análisis nutrigenómicos o «el conocimiento es poder»

0 Comentarios

Aunque a día de hoy aún estamos muy lejos de comprender todos los entresijos de la colosal red tridimensional que aúna genes, nutrición y salud, el conocimiento que acumula la investigación nutrigenómica ya es considerable. Y no solo está demostrando que ese cruasán de chocolate, efectivamente, no surte el mismo efecto en ti y en mí, sino que también empieza a poder predecir cuál será.

«La medicina ha logrado que vivamos más. La nutrigenómica logrará que vivamos mejor».

A pesar de que su esperanzador vaticinio pueda sonar un pelín vehemente, no creo que el gran José Mª Ordovás (un pez gordo de la nutrición, a quien ya os presenté en Nutrigenómica: la Nueva Ciencia del Bienestar) exagere en absoluto.

 

Kit de análisis nutrigenético de requerimientos nutricionales 

 

Aunque sigo abogando por la sana autoexperimentación para dar con esa dieta óptima que te coloque tus gafas color de rosa particulares, “el conocimiento es poder”. Así que si eres curioso y quieres saber qué puede ofrecerte esta apasionante ciencia a día de hoy, en la web de mi consulta puedes adquirir tu kit de análisis, que incluye una consulta gratuita posterior, presencial en Barcelona u online dondequiera que estés.

A día de hoy, ofrezco los dos tests nutrigenéticos que considero tienen mayor poder predictivo y aplicabilidad práctica:

  • el test de requerimientos, que examina una miríada de genes¹ para determinar tus ingestas optimizadas de nutrientes esenciales (en concreto, de ácidos grasos omega-3 y vitaminas A, D, E, B1, B2, B3, B6, B9, B12 y C); y
  • el test de intolerancias, que estudia los genes² que se ha comprobado que influyen sobre el riesgo de presentar intolerancia al gluten, la lactosa y la fructosa.

 

Test nutrigenético para intolerancias

 

(1) En concreto, RBP4, TTR, CYP26B1, BCMO1, SCARB1, SOD2, CAT, GSTP1, PON1, VDR, GC (DBP), CYP27B1, CYP2R1, CYP24A1, DHCR7, IL4, MS4A2, FCER1G, ZPR1, CYP4F2, TTPA, SEC14L2, F5, F2, TNFa, IL10, TXN, SLC19A2, MTRR, MTR, LPL, NBPF3, ALPL, FUT2, GIF, TCN2, TCbIR, CUBN, SLC23A1, SLC23A2, HFE, G6PD, FADS1, NOS3, además de los célebres APOA5, COMT y la estrella indiscutible, MTHFR.

(2) Los mismísimos MCM6, AldolasaB, HLA y FUT2 que visten y calzan.

 

Si también te mata la curiosidad (yo misma no me he podido resistir 😁) o quieres empezar tu sana autoexperimentación con algo de ventaja, los kits pueden adquirirse en la tienda online o presencialmente en una primera consulta (que puedes reservar aquí). Y si quieres tirar la casa por la ventana y sacarle todo el meollo a tus resultados, aquí puedes encargarme que te elabore además un plan nutricional personalizado adaptado a tus genes, circunstancias y objetivos.

No te puedo prometer que te cambien la vida, pero sí que saciarán tu curiosidad y sed de conocimiento acerca de la disciplina que está llamada a ser la piedra angular de la salud y el bienestar del futuro, la fascinante nutrigenómica.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *