Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Casi-Buñuelitos de cuaresma «cuando realmente quieres…

28 marzo, 2020

Casi-Buñuelitos de cuaresma «cuando realmente quieres…

0 Comentarios

…encuentras la manera. Cuando no quieres, encuentras una excusa.»

Y yo hoy «quería» regalarme un dulce y esponjoso bocado ligeramente aceitoso y con el mítico sabor a anís de los dulces tradicionales de cuaresma. Y aunque mi escurridiza musa no ha querido recluirse conmigo, he «encontrado la manera» 😋

 

buñuelos de ricotta sin azúcar sin gluten low carb

 

Ya que este año la penitencia está siendo potente y nos ha venido impuesta por causas de fuerza mayor, pensé en edulcorar un poquito la mía con una versión menos pérfida de mis añorados buñuelos de cuaresma.

 

 

Eso sí, igualico que pasa con mis adoradas rosquillas de anís (o una historia de amor verdadero), encontrar una masa «apta» que se pueda freír sin que se desmenuce a lo bestia y no quede como una piedra, ha sido peliagudo. O, mejor dicho, «no ha sido».

 

 

Aunque como las migajas fritas quedaban absolutamente demenciales (pero poco vistosas) y realmente «quería» buñuelos de cuaresma, he «encontrado la manera»… horneando la mezcla bien recogidita en sus moldecitos.

Les llamo buñuelitos porque los he atiborrado a semillas de anís, pero realmente son mini-magdalenitas de ricotta. Así que no dudéis en meterlas en capsulillas de magdalena si no tenéis un molde para cakepops a mano.

 

 

Y confieso que los bocaditos resultantes han apaciguado considerablemente mi desazón, además de suplido sobradamente mis notables carencias de dulces de cuaresma en pleno confinamiento domiciliario.

Sí os diría que no los hagáis muy grandes, que la masa está tremenda y de veras recuerda a la de los buñuelos de anís, pero es densita 😁

 

 

Si os decidís a probarlos, calculad que (para un alegre platillo como el de la foto) apenas necesitáis:

  • 100g de ricotta
  • dos cucharadas de harina de almendra
  • una cucharada de harina de coco
  • una cucharadita de aceite de oliva (y un poquito más para poner en el molde – si no usáis capsulillas – y para coronarlos antes de hornear)
  • un huevo
  • una cucharadita de impulsor químico
  • ralladura de limón
  • una cucharada alegre de semillas de anís
  • un chorrillo de zumo de limón
  • edulcorante al gusto

 

 

Y no tenéis más que precalentar el horno a 180ºC, mezclar los ingredientes y colocar la masa resultante en sus moldecitos con su toquecillo extra de aceite para que recuerden un poquito al «frito» de los buñuelos de trigo tradicionales.

El tiempo de horneado dependerá de su tamaño. A mí estos me han tardado apenas 12 minutos. El viejo truco del palillo que sale seco será un chivato infalible.

 

buñuelos de ricotta sin azúcar sin gluten low carb

 

Quedan buenísimos recién hechos. Y ese aroma a anís… sabe a cuaresma.

Así que si también «queréis» endulzaros esta peculiar penitencia que nos ha tocado vivir, pero preferís ahorraros los experimentos y rescatar migajas de buñuelo desmenuzado en aceite hirviendo, podéis recurrir a esta «manera»… o encontrar una mejor y compartirla generosamente, que mi musa no ha querido recluirse conmigo y ando falta de ideas 😀

 

buñuelos de ricotta sin azúcar sin gluten low carb

 

Ánimo, ¡que ya queda menos!!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *