Blog de nutrición y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y química en proceso (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y EX-gorda-depresiva-polimedicada)

Nutrigenómica y nutrigenética: hacia la nutrición personalizada

25 julio, 2018

Nutrigenómica y nutrigenética: hacia la nutrición personalizada

2 Comentarios

He aquí un compendio de sabiduría al que he reservado un lugar de honor en mi librería, “Nutrigenómica y nutrigenética”, cuyo coordinador, el Dr. David de Lorenzo, es una eminencia del gremio con cuya persona confieso no puedo ser imparcial. No solo me regaló una de esas coincidencias que te hacen valorar la remota existencia de un poder sobrenatural¹, sino que tuvo el detallazo de hacerme llegar información sobre sus informes nutrigenómicos. Los quería utilizar en mi trabajo de fin de grado (que en sus inicios iba a analizar el nivel de desarrollo de la disciplina), pero mi propio diagnóstico de cáncer me llevó por otros derroteros.

En breve os comento por qué una interpretación fiable de estos informes genéticos debería estar a disposición de vuestro nutricionista antes de que os paute cualquier dieta, pero hoy, ¡veamos el libro!

 

Libro Nutrigenómica y Nutrigenética

 

Con un prólogo firmado por el gran José Mª Ordovás, que ya os presenté cuando comenté su propio libro (y que resulta perfecto como módulo introductorio a este), la obra que hoy nos ocupa merece el calificativo de Opus Magnum del conocimiento nutrigenómico.

Y es que desde que en abril de 2003 se anunció la completa secuenciación del genoma humano, los ensayos nutrigenómicos han ido colocando algunas de las piezas que conforman el colosal mapa tridimensional de las interacciones entre genes, nutrientes y salud. La enorme complejidad inherente a la tarea no impidió que en 2011, año de publicación del libro, se contase ya con una notable cantidad de conocimiento al respecto. Y lo encontraréis todo aquí, convenientemente escrito en la lengua de Cervantes.

Nutrigenómica

A pesar de que el libro cabe holgadamente en la categoría de tratado científico (y como tal es digno de ejercer de bibliografía básica de un master en nutrigenómica), debo decir que no requiere en absoluto un doctorado en biología para comprenderlo. Sí que ahonda en profundidad en cientos de interacciones gen-nutriente y aporta mucha información en extremo detallada que puede amedrentar un poquiño a los no iniciados, pero su lectura es perfectamente adaptable a un amplio abanico de niveles de conocimiento.

Tanto a expertos en genética para quienes los intrincados nombres de genes y enzimas no suponen desafío alguno, como a los profanos curiosos que los lean por encima sin afán de recordarlos, el mensaje llega alto y claro: la nutrición tiene el potencial de modular la expresión génica y aumentar significativamente nuestras probabilidades de disfrutar de una vida larga y saludable. Y es que los avances nutrigenómicos están evidenciando lo que ya adelantó Hipócrates hace 2.400 años con su célebre “deja que el alimento sea tu medicina”.

 

Portada del libro Nutrigenómica y Nutrigenética

 

Por mi parte, humildemente me he propuesto aprender todo lo aprendible sobre el tema (de hecho, me encantaría inscribirme en el master de nutrigenómica de la UIB cuando el maestro titiritero deje de mandarme desafíos varios y me lo permita). Pero a aquellos de vosotros que también tengáis la inquietud de ahondar en nuestra variabilidad de respuesta a la dieta o que os sintáis moralmente obligados a personalizar las recomendaciones nutricionales que cobráis por dar, quisiera trasladaros la necesidad de que accedáis sin más dilación a la sabiduría que este libro ha concentrado para vuestra comodidad. La nutrigenómica es el futuro de la nutrición, ¡no os quedéis atrás!

Citando a mi admirado Dr. Fasano, “la mejor manera de predecir el futuro es creándolo”. Desde aquí mi sincero agradecimiento a los autores: sin duda están sentando las bases del futuro de la nutrición y acercándonos al día feliz en el que meras recomendaciones dietéticas adaptadas a nuestro genoma nos conviertan en presas mucho más difíciles para el cepo de las enfermedades crónicas no transmisibles.

Así que, en mi calidad de alguien en quien desgraciadamente ya han hecho mella, a los Dres. de Lorenzo, Serrano, Portero-Otín y Pamplona, GRACIAS.

 

  1. Curiosamente, en una fría mañana del pasado marzo, me encontraba (de baja y recién diagnosticada) viendo su cursillo introductorio a la nutrigenómica (para mantener la mente ocupada y preparar el trabajo en cuestión), cuando me llegó un aviso de Twitter. El mismísimo David de Lorenzo, dueño de la voz que estaba en ese instante contándome qué era la nutrigenómica, había tenido la deferencia de poner un “me gusta” en la entrada sobre la dieta de los indígenas americanos que acababa de publicar en el Blog de Alimenta’t. Obviamente, me quedé patidifusa. ¡Ni en sueños hubiera siquiera imaginado que lo seguía! No sé qué suerte de astros se alinearon, pero me alegraron inmensamente un día que se preveía igual de durillo que los adyacentes 😊



2 pensamientos sobre “Nutrigenómica y nutrigenética: hacia la nutrición personalizada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *