Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Pastel de ruibarbo low carb (o «¡Aleluya!»)

20 marzo, 2017

Pastel de ruibarbo low carb (o «¡Aleluya!»)

0 Comentarios

Si amanecéis aventureros o con unas ganas impetuosas de sorprender a invitados desprevenidos, probad esta versión sin gluten y low carb del exquisito pastel de ruibarbo. Cualquiera que lo vislumbre (o huela) se verá obligado a quereros mucho 😋

El ruibarbo es una suerte de acelga roja poco común en las neveras españolas, pero ubicua en los recetarios centroeuropeos (igual que sus exquisitos pasteles). Tiene un sabor muy particular. Resulta curiosamente ácido y amargo al mismo tiempo, lo que aporta un toque delicioso a mermeladas y pasteles.

 

 

Hacía eones que quería low-carbizar su tradicional pastel, pero no encontraba ruibarbo en Barcelona (debo confesar que sigo sin encontrarlo, éste lo cacé al vuelo en una parada de verduras de Cambridge). Probadlo si algún día tenéis la oportunidad de echar mano de un manojo de estas acelgas rojas.

Nota desde el futuro: ¡Aleluya! ¡Encontré por fin! ¡En el mercado de la Boquería hay!

 

 

Eso sí, entre el ruibarbo (que es el campeón indiscutible) y los frutos secos, el chute de oxalatos será cuantioso, así que relegad esta delicia al cajón de «una vez al año»… ¡y que no sea de postre de un plato de espinacas! (Para más detalles, ved aquí)

Una vez localizadas y convenientemente adquiridas, tendréis que «desacelguizar» las pencas y convertirlas en una confitura, lo cual resulta mucho más fácil de lo que pudiera parecer. Sólo hay que cortar el ruibarbo a cachillos, cubrirlo con agua y ponerlo a cocer a fuego lento.

 

 

En cerca de un par de horas, obtendréis una especie de medio chapapote naranja medio cabello de ángel que podréis edulcorar al gusto (yo he echado una cucharada de xylitol por 4 pencas de ruibarbo).

Reservad la confitura, la usaremos para rellenar la base abizcochada del pastel.

 

 

Hoy he optado por una deliciosa versión de bizcocho low carb con una mezcla de harina de almendra y avellana, de la que me declaro fan incondicional. Pero queda estupendo con cualquiera de las versiones de bizcocho low carb (o incluso con una base de galleta con la confitura de relleno a modo de Linzer Torte o tarta enrejada).

Por ahora no he encontrado avellana molida en los súpers en España, pero vale la pena comprarla a sacos cuando la encontréis por ahí. Si no, no os preocupéis, que almendra con almendra queda maravillosa también. Para un molde de 20cm de diámetro, necesitáis:

 

 

  • 4 huevos pequeños (ó 3 grandes)
  • 2 cucharadas de almendra molida
  • 2 cucharadas de avellana molida
  • Una nuez de mantequilla
  • 2 cucharadas de cottage cheese (o requesón o crema fresca)
  • Edulcorante al gusto (yo puse una cucharada de xylitol)
  • Una cucharadita de canela molida (idealmente, que sea de la verdadera que no daña el hígado)

 

 

Empezad por separar claras de yemas y mezclar estas últimas con el resto de ingredientes. Montad las claras a punto de nieve firme y mezcladlas con cariño. Verted la mezcla en un molde engrasado y cubridla con pegotes de confitura de ruibarbo.

Si optáis por la versión más clásica, horneadlo así. Una media hora a 180º C bastará, pero mejor haced la prueba del palillo y os aseguráis.

 

 

Si queréis darle un toque de alegría extra, colocadle también unas fresas y/o una mezcla de frutos secos cortadicos a modo de «crumble» (o cobertura crujiente) antes de hornear.

Confieso que como pastel da un poco de trabajo (más que nada por el tiempo que requiere hacer la confitura de ruibarbo), pero sabed que cuando lo probéis, ascenderá en vuestra escala de prioridades a la categoría de auto-obligación anual 😋

 

 

Queda delicioso tanto templado como frío. Resulta ácido, amargo y dulce; jugoso, crujiente y untuoso; además de sin gluten y milagrosamente low carb.

¡Y es perfecto como desayuno o merienda low carb para llevar!

 

pastel de ruibarbo low carb sin gluten sin azúcar para llevar



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.