Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Bizcocho de zanahoria (ofrenda a la aurora boreal)

24 septiembre, 2017

Bizcocho de zanahoria (ofrenda a la aurora boreal)

4 Comentarios

Esta celebrada versión paleo y bastante low carb de tu sublime bizcocho de zanahoria va para ti, Dan, gracias.

 

Aunque no se nos distinga mucho, las dos figuras pegadicas al fuego somos mi madre y yo

 

Corría la víspera del 2 de febrero de 2015 (el que iba a ser mi 34 cumpleaños), en un lugar indeterminado a las afueras de Tromsø, Noruega, a tiro de piedra del polo norte.

Dan Steinbakk, un experto cazador de auroras boreales, nos prestó a mi adorada madre y a mí sendos monos rojos muy poco favorecedores con el fin de que sobreviviéramos algunas horas al invierno polar.

 

 

Desde aquí decreto mi amor eterno por este señor: no solo consiguió que viéramos una aurora asombrosa, también nos mantuvo con vida durante las casi 8 horas que pasamos esperándola a 30º bajo cero.

Allí, tiritando junto al fuego, probé (y adoré inmediatamente) su delicioso bizcocho de zanahoria casero. Era denso, reconfortante, jugoso y tenía un vigorizante sabor a canela.

 

 

Este es mi humilde homenaje a aquella noche en la que le permití un pequeño desliz a mi férrea disciplina. Es una versión sin gluten y bastante low carb (básicamente, porque la zanahoria en sí no entra en la categoría low carb ni con calzador), pero la sobrecogedora magia de la aurora bien se merece el honor.

Por si queréis llevarlo a modo de kit de supervivencia a lo que preveáis una noche larga y fría, sabed que, para un molde tipo cake, apenas necesitáis:

 

 

  • 3-4 zanahorias hermosas cocidas y trituradas (con un vaso del agua de cocción para que quede un puré)
  • 3 huevos (claras a punto de nieve)
  • 2-3 cucharadas de aceite de coco (se puede sustituir por mantequilla o aceite de oliva)
  • 6 cucharadas de almendra molida
  • 2 cucharadas de harina de coco
  • 1 cucharadita generosa de impulsor químico
  • un pellizco de sal
  • un par de cucharadas de canela en polvo (idealmente, que sea de la verdadera que no daña el hígado)
  • edulcorante al gusto (yo no le echo, que la zanahoria ya es muy dulce para mí)

 

 

El proceso es el de siempre: empezad por encender el horno a 180ºC y mezcladlo todo con energía (menos las claras, que las añadiréis al final con muuucho cariño y movimientos envolventes – ¡nada de batidora que se desmontan!)

Volcadlo todo en un molde engrasado (e idealmente con un papel sulfurizado para desmoldarlo bien) y hornead hasta que se dore la superficie, el bizcocho se separe de los bordes y/o el palillo salga limpio.

 

La figurita del trineo es un homenaje a la noche siguiente, cuando mi madre y yo fracasamos estrepitosamente en nuestro intento de volver a ver la aurora. Aunque esa noche descubrí que soy Hulk. Si os aburrís, ¡lo cuento aquí!

 

Veréis qué aroma embriagador invade la cocina… No me dejo hacerla muy a menudo porque despierta a la comedora compulsiva que hay en mí. Pero, cuando la ocasión lo vale, la disfruto muchísimo, no solo porque queda rematadamente celestial templadita con un buen té… también porque por un segundo me permite revivir la magia de aquella noche.

Así que si vais a Tromsø con la esperanza de contemplar la aurora, no dudéis en acudir a Dan.

 

No sé si se aprecia, pero aquí estábamos felizmente al borde de la hipotermia

 

Si existe la más mínima posibilidad de que la veáis, la veréis. Os prestará el mono rojo de ir a Marte y os encenderá un fuego. Os contará tanto lo que dice la ciencia como las antiguas leyendas saami. Os hará fotos cuando el frío anule la batería de vuestras cámaras (él la lleva en sus calzoncillos).

Y os mantendrá satisfechos y con vida a base de crema de verduras picante y un memorable bizcocho de zanahoria.

 



4 pensamientos sobre “Bizcocho de zanahoria (ofrenda a la aurora boreal)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.