Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Calippo de fresa (casi como la sangría de chiringuito)

18 julio, 2020

Calippo de fresa (casi como la sangría de chiringuito)

0 Comentarios

Mark Twain decía que el verano es cuando hace demasiado calor para hacer las cosas que no hiciste en invierno porque hacía demasiado frío.

Y este año eso será una bendición, porque tenemos la excusa perfecta para ahorrarnos las aglomeraciones en la playa o la sangría de garrafón¹ y quedarnos en casa, cumplir los propósitos de año nuevo por primera vez en la vida y sentirnos muy orgullosos de nosotros mismos.

 

calippo de fresa sin azucar paleo keto low carb

 

(1). Sí, es ironía 😁

Eso sí, el verano no puede reducirse a la lección de inglés de la mañana, la clase virtual de pilates del mediodía, el intento de meditación de media tarde que acaba en una siesta inesperada o la sesión de sentadillas de antes de cenar. No.

 

 

Ir a la playa y tomarse una sangría en bañador puede que sea negociable, pero un verano no puede llamarse verano sin un chuperreteo al eterno Calippo.

Y es que apuesto a que al mítico polo alargado no le pasará como al pobre Capitán Cola (que fue relegado al olvido sin siquiera consultarme – aún lo recuerdo con anhelo después de treinta años). Este nos sobrevivirá a todos.

 

 

Para probarlo, solo necesitáis apañar un poco de merme-coulis de fresa (a mi parecer, el toque «mermeladoso» lo hace mucho más parecido al original), dejar templar la mezcla, meterla en el molde y al congelador con él.

Si también os pierden los cachivaches de cocina, aquí podéis comprar el molde, que seguramente os merecéis un caprichillo de «verano doméstico obligado».

 

El «momento gelatina» (que muy necesario no es, pero un toquecillo de textura y un extra de proteína sí le da)

 

Sí debo decir que si os molestáis en «heladearlo» (con heladera o rompiendo los primeros cristales de hielo manualmente) previamente a volcarlo en el molde, quedará igualico al de verdad (pero muuucho más sano).

En un par de horas tendréis un Calippo perfectamente congelado, fresquito, sin gota de aditivos y de lo más fácil, sabroso y low carb.

 

El «momento rellenado» de molde

 

Supongo que este verano de «casi arresto domiciliario» no nos encontraremos en el chiringuito, pero el eterno chuperreteo al Calippo no nos lo quita nadie.

Y seguro que llegamos a septiembre hablando un inglés que ni un nativo de Oxford, con un tipazo de escándalo y derrochando armonía y paz espiritual, para variar 😅

 

calippo de fresa sin azucar paleo keto low carb



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *