Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Festín etíope «cuando las arañas unen sus telas…

14 mayo, 2017

Festín etíope «cuando las arañas unen sus telas…

0 Comentarios

… pueden vencer al león»

reza un antiguo proverbio abisinio. Y es que la unión y la concordia no solo son útiles para la apertura de frascos rebeldes, sino también para alzarse con la victoria en mil y una batallas.

Aunque coincidiréis conmigo en que unas arañas son más tozudas que otras.

 

festín etíope low carb keto paleo crepe acelgas pollo

 

Así que si se avecina un encuentro susceptible de provocar hecatombes o momentos de tensión palpable (tipo «vienen mi suegra y mi cuñado que no se hablan desde el bautizo de mi sobrina porque él no quiso que la vistiera con el tapete raído que tejió su bisabuela»), no dudéis en asestar este festín como primer plato para limar asperezas.

Y es que no se me ocurre nada mejor para reforzar relaciones espinosas que sentarse ante un festín tan etíope como el bello refrán, que aparte de estar tremendo, tejerá telarañas emocionales tan fuertes que las podrían usar los elefantes de la canción para balancearse.

 

El no-pan a puntito de ser alegremente cubierto con delicias diversas

 

Lo cierto es que es un puro plagio del restaurante Addis Abeba de Barcelona, un lugar encantador en el que sirven un menú degustación «colectivo» distribuido en montoncitos sobre una bandeja enorme de pan-crêpe (o injera), de manera que los comensales van arrancando cachillos de injera y usándolo de cuchara: un gustazo.

 

El supra-exquisito abeba gomen

 

Admito que da un poco de trabajo porque implica hacer por separado el no-pan etíope y los guisos que lo cubren, pero la cara que pondrán vuestros invitados cuando se enteren de que chuparse los dedos no es «una opción», sino «una obligación»,  valdrá la pena.

Porque sí, en la cultura etíope se come con las manos. Además, antes de levantarse de la mesa de mimbre, tradicionalmente se debe dar de comer a otro de los comensales en señal de respeto. Así que es casi imposible que los asistentes no acaben el festín risueños, unidos por una confianza a prueba de bombas… y chupándose los dedos.

 

Con el gomen (a secas)

 

Si os decidís a darle una oportunidad, sabed que solo necesitaréis hacer el no-pan y cubrirlo son las delicias que hayáis decidido destinar a la causa. Mi alegre festín de hoy incluía:

 

Y ya con la ensaladica y la lombarda

 

Y una vez todo pre-preparado, solo hay que colocarlo bien bonito en montoncitos sobre el no-pan (como asumo que tampoco tendréis una plancha gigante que permita cocer un injera  de un metro de diámetro, yo haría uno por cada dos comensales y los distribuiría con gracia en los lugares estratégicos de tensión palpable) e instar amablemente a los invitados a lavarse las manos 😊…

 

festín etíope low carb keto paleo crepe acelgas pollo

 

¡El roce hace el cariño!

Desde luego, si queréis fortalecer vínculos o montar una cena distendida, este es vuestro festín 😁

Acabaréis todos chupándoos los dedos, alegres y «muy unidos» por unas telarañas emocionales… a prueba de leones.

 

festín etíope low carb keto paleo crepe acelgas pollo



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.