Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Genómica nutricional: nuestra piedra de Rosetta

26 enero, 2020

Genómica nutricional: nuestra piedra de Rosetta

0 Comentarios

¿Conocéis la piedra de Rosetta? Es un fragmento de losa con inscripciones talladas que se encontró en 1803 (con la afortunada particularidad de que incluye tanto jeroglíficos como su oportuna traducción al griego). Fue el descubrimiento que le permitiría a Jean François Champollion, un brillante egiptólogo francés,  descifrar por primera vez la escritura de los antiguos egipcios apenas veinte años después.

Pronto hará veinte años también que se completó la secuenciación del genoma humano, nuestra propia piedra de Rosetta. Y su escudriñamiento incansable ha abierto las puertas a la biomedicina personalizada del futuro.

Para aquellos que tengáis curiosidad, en este vídeo cuento un poquito qué es la genómica nutricional y qué podemos esperar de ella, tanto a día de hoy, como en un futuro yo auguro que bastante cercano.

También aprovecho la ocasión para trasladar mi humilde opinión acerca de cuándo creo que vale la pena destinar nuestros preciados recursos a hacernos unos análisis nutrigenéticos… y cuándo no 🙃

 

 

La nutrigenómica YA es “la nueva ciencia del bienestar”  y está llamada a ser la piedra angular de las ciencias de la salud del futuro, pero nadie puede negar que aún se acuesta con pañales y a duras penas camina solita.

Yo misma ofrezco análisis nutrigenómicos en mi consulta porque soy una chalada obsesiva de la disciplina, pero a día de hoy no te recomendaría activamente su adquisición a menos que quepas holgadamente en alguna de estas dos categorías:

  1. Que tengas mucha curiosidad y no vayas a echar de menos unos cientos de euros… o
  2. Que hayas hecho tus deberes cuidando tu dieta, durmiendo tus horas, dejando de fumar, saliendo al sol y moviendo ese cuerpo serrano y aun así no veas por dónde tirar para allanar tu camino hacia esa versión mejorada de ti… y que además tengas a mano a alguien con ganas de sumergirse en los resultados para sacarles toda la utilidad práctica posible, idealmente, a una chalada obsesiva de la disciplina 😁


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *