Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Margarina sin grasas trans (de Steve Phinney) y «keto-flu»

15 julio, 2017

Margarina sin grasas trans (de Steve Phinney) y «keto-flu»

0 Comments

He aquí una versión sana y deliciosa de margarina sin el más mínimo atisbo de grasas trans. Con toda mi admiración, para su insigne inventor.

Steve Phinney es una de esas personalidades a las que no sólo querría escuchar durante horas hablando de ciencia y nutrición, también sobornaría al maître para que me sentara en su misma mesa en la cena de rigor posterior. ¡Qué bien me cae, leñe! Y no solo porque sea un pozo de sabiduría y coautor del libro que me cambió la vida, que también, es que encima es un encanto de señor. No lo conozco en persona, no, pero me he tragado suficientes entrevistas y presentaciones suyas como para dar fe de ello 😊

 

 

Suele prodigarse en recomendaciones para llevar lo que él llama una «dieta low carb bien formulada», en trucos para evitar la llamada «keto-flu» o gripe cetósica¹ y en mil ideas de menús para que resulte una dieta sana y sostenible a largo plazo.

Este es uno de sus básicos de nevera: una mezcla de aceite de oliva, mantequilla y hierbas que adquiere la manejable textura de la margarina (sin gota de grasas trans). Resulta perfecta para darle un toque de sabor rápido a huevos, carnes o pescados y al mismo tiempo aumentar felizmente su proporción de grasa. Como sabiamente supondréis, cuanto mejores sean tanto el aceite como la mantequilla, más saludable será la grasa extra que os aporte la no-margarina (y mejor su sabor).

 

 

El proceso es simple a rabiar:

  • mezclad partes iguales de mantequilla y aceite de oliva
  • salpimentad y añadidle hierbas al gusto (yo he optado por una cantidad ingente de estragón porque soy una adicta sin remedio, pero la mezcla provenzal queda celestial también)
  • dadle un toque de batidora para mezclarlo bien
  • y guardadlo en la nevera (idealmente en un recipiente de cristal para minimizar el bisfenol-A que os metéis entre pecho y espalda)
  • dura semanas tan alegre (yo conservo el papelico con la fecha de caducidad de la mantequilla por lo que pudiera acontecer, pero nunca me dura más de una semana, ¡y vivo sola!)

La verdad es que me he acostumbrado a tenerla siempre a mano y resulta muy cómodo. ¿Que hago tortilla para desayunar? Pues le echo una cucharada extra de no-margarina de estragón. ¿Que hay espinacas salteadas con piñones para cenar? Pues le echo dos 😋

 

margarina sin grasas trans steve phinney

 

Ya os decía yo que este señor, además de ser más majo que las pesetas, sabe un montón.

  1. La «keto-flu» no es más que una leve apatía y falta de energía que aflora ante la falta de sodio. Si seguimos una dieta alta en carbohidratos, retenemos agua, pero cuando nos pasamos al low carb, perdemos ese agua retenida y el sodio que lleva disuelto. Hay que reponerlo para mantener el equilibrio electrolítico. Ni caso a los tremendistas que equiparan consumo de sal con horribilidades varias. Si coméis low carb, evitaréis la «keto-flu» aumentando el consumo de sal o idealmente con un buen tazón diario de caldo casero. ¡Steve Phinney dixit!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.