Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Berenjenas rellenas low carb o «caer está permitido…

16 diciembre, 2015

Berenjenas rellenas low carb o «caer está permitido…

2 Comentarios

… levantarse es obligatorio” dice un antiguo proverbio ruso. Y es que en esta vida nadie se libra de pegarse sus buenos batacazos periódicos.

 

berenjenas rellenas paleo keto

 

Y ante las inevitables caídas, tenemos dos opciones: patalear amarga pero infructíferamente desde el suelo… o respirar hondo y levantarnos 😊

 

 

Aparte de que poco íbamos a avanzar eligiendo la «opción suelo», otra de las ventajas del levantamiento es que podemos saciar nuestra hambre y distraer la mente del batacazo. Y nada mejor que optar por una receta nutritiva y laboriosa, pero que se puede hacer con los ojos cerrados (que pelín aturdidos después de la caída sí que estamos).

 

 

Y las berenjenas rellenas son perfectas para ese digno cometido porque, además de nutrirnos y saciarnos convenientemente, reconfortarán nuestro angosto estómago post-caída.

 

 

Encima, su tenue sabor las capacita para ser rellenadas de lo que sea que tengamos en la nevera, ¡no se me ocurre ente comestible alguno que no quede bien con berenjena!

 

 

Yo las suelo rellenar con una mezcla infalible: pisto y carne picada. Si la caída ha sido especialmente dolorosa, las gratino con un poco de obsceno parmesano. Si no, lo sustituyo por un poquito de picadillo de almendra (como hoy, que mi batacazo apenas llega al nivel 3 de dolor en una escala del 1 al 10).

 

 

Y solo tenéis que partir las berenjenas por la mitad, darles un toquecito de sal/aceite y hornearlas hasta que estén bien asadas (tardarán cerca de 20 minutos o media hora a 180ºC – ¡el olor os guiará!)

 

 

Mientras, preparad el relleno. Si hay suerte, tendréis un maravilloso tupper de pisto en el congelador, en cuyo caso solo tenéis que descongelarlo y saltearlo unos minutos con la carne picada (o lo que fuera que hayáis decidido destinar a la causa).

 

 

Si en vuestro congelador no había más que eco, casi que mejor. Así os distraéis haciendo el pisto y no le dais más vueltas al batacazo. Solo tenéis que sofreír a fuego lento una cebolla, un par de pimientos y un calabacín picaditos hasta que huelan a pura ambrosía. Si tenéis, echadle un toque de curry antes de apagar el fuego: queda sencillamente rutilante y el chute de fitoquímicos nunca sobra.

 

 

Y ya podréis vaciar las medias berenjenas asadas, rellenarlas con las delicias que hayáis dispuesto (alegremente aderezadas con la carne de berenjena que habéis sacado) y darles el toquecillo de horno de rigor (apenas 10 minutejos, con o sin el gratinado de parmesano).

 

berenjenas rellenas paleo keto

 

Qué reconfortantes y ricas son. No diré que se olvida una del batacazo, pero sí que sientan mucho mejor que seguir pataleando infructíferamente en el suelo 😅

 

berenjenas rellenas paleo keto



2 pensamientos sobre “Berenjenas rellenas low carb o «caer está permitido…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.