Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Tarta-mousse de yogur o «perseverancia es fallar 19 veces…

27 noviembre, 2015

Tarta-mousse de yogur o «perseverancia es fallar 19 veces…

2 Comments

… y tener éxito en la vigésima» dijo Julie Andrews.

La eterna Mary Poppins no abogaba solo por ese «poquito de azúcar» para pasar las píldoras, también por no tirar la toalla a pesar de la desmoralizante concatenación de fracasos.

 

tarta mousse de yogur sin gluten low carb

 

Y es que puede que esa ansiada breva no caiga a la primera, ni a la segunda, ni siquiera a la decimonovena. Pero, ¿y si cae a la vigésima, un minuto después de que nos hayamos cansado de espolearla? Apuesto a que no vendrá activamente a llamar a nuestra puerta para acabar de caer cómodamente en nuestro regazo.

 

 

Así que borrad de vuestra mente ese socorrido «me rindo». Cuando la breva lo vale, merece la pena luchar, insistir y espolear. Y si recompensáis periódicamente vuestro esfuerzo con esta maravilla de postre zalamero, fresquito y reconfortante, aniquilaréis cualquier tentación de rendiros. Aunque si vuestra breva resulta ser humana, también podéis usarlo a modo de cebo irresistible 😊

 

 

Eso sí, entre la nata, el yogur (ved aquí por qué hay que racionar los lácteos) y el edulcorante (ved aquí por qué hay que relegarlos al «de vez en cuando»), el chute insulínico es inevitable, así que relegad esta delicia a ocasiones especiales o a brevas extremadamente tozudas y extenuantes.

 

 

Además, aunque no lo parezca, es muy fácil de hacer, solo necesitáis:

  • un par de puñados de frutos secos y otro par de nueces de mantequilla para la base (¡o un un bizcocho low carb (vedlo aquí) si tenéis tiempo!)
  • mousse de yogur griego low carb
  • un molde desmontable (o varios, que en modo «mini» quedan preciosos también) y el «papel de acetato salvador de los desmoldamientos» de rigor (apañable con papel de hornear y algo de maña extra 😀)

Como se me ha insinuado que soy poco precisa en mis recetas, voy a proceder a «numeralizar» el procedimiento para acallar algunas bienintencionadas voces:

 

 

  1. Machacad los frutos secos, dejando que queden cachillos más grandes para que la base quede crujiente (la mezcla de pistacho sin sal y nuez de macadamia queda sencillamente sublime)
  2. Mezcladlos con la mantequilla derretida.
  3. Esparcid la mezcla sobre el molde cubierto con papel de horno y colocadle un papel de acetato «salvador-de-los-desmoldamientos» alrededor.
  4. Dejadla reposar en la nevera unos minutos.
  5. ¡A por esa mousse de yogur ultra fácil y veloz!
    1. Para una tarta de unos 20cm de diámetro, necesitáis:
      1. dos yogures griegos
      2. 200g de nata montada
      3. dos hojas de gelatina
      4. edulcorante al gusto (yo le echo una cucharadita de xylitol)
    2. ¡Y ya casi estáis!
      1. Hidratad la gelatina en agua fría.
      2. Mezcladla con un poquillo de nata caliente.
      3. Edulcorad el yogur.
      4. Mezcladlo con la nata gelatinizada.
      5. Batid la nata restante.
      6. Mezcladlo todo.
  6. Verted la mousse sobre la base con amor.
  7. Metedlo en la nevera al menos un par de horas.
  8. Pasad un cuchillo por el borde y desmoldad con cariño.
  9. Cubridlo con fresas, arándanos, moras o lo que fuere que hayáis decidido destinar a la causa.

Y tendréis listo un postre arrebatadoramente bello, cremoso, exquisito, sin gluten y milagrosamente bajo en carbohidratos para recompensar vuestra infinita tenacidad.

 

 

En lugar de rendiros vosotros, rendidle a vuestra perseverancia el homenaje que merece y ella se asegurará de que, el día feliz que por fin caiga esa ansiada breva… os pille debajo.



2 thoughts on “Tarta-mousse de yogur o «perseverancia es fallar 19 veces…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.