Terapia nutricional y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Keto-Bocata de tortilla tres delicias o «arrieros somos…

23 agosto, 2019

Keto-Bocata de tortilla tres delicias o «arrieros somos…

0 Comentarios

… y en el camino nos encontraremos».

Adoro este refrán. Si es que no vale la pena perder tiempo o energía, ni en lanzar dardos envenenados, ni en guardar rencores absurdos, que la vida da muchas vueltas y el camino es largo, tortuoso e imprevisible.

 

 

Y quién sabe si algún día cambiarán las tornas y quien hoy dispara improperios con desprecio desde su arrogante pedestal acabará arrodillándose en el barro para suplicar clemencia 😁

 

 

Así que como buenos arrieritos que somos, casi mejor si nos echamos a andar sin dardos ni rencores… pero con esta delicia de «keto-bocata» de tortilla a buen resguardo en el zurrón.

 

 

He aquí una versión ultra-rápida del eterno «quita-hambres» portátil, perfectamente apta para dietas paleo low carb y reconfortante hasta límites insospechados.

 

 

Para este mega rollo (que se basta y se sobra para saciar a un caminante de cierta envergadura y/o buen yantar durante muchas horas), me he limitado a batir dos huevos hermosos salpimentados y cuajarlos en una plancha con un pelín de aceite para conseguir un tortilla finita pero enorme.

 

 

Y ni siquiera hay que arriesgarse a darle la vuelta, que se cuaja estupendamente si se deja tranquilita. Y queda jugosita (y enterita y enrollable 😁).

Y ya el relleno va al gusto del arrierito (o al de su nevera). En la mía de hoy había lomo cocido (convenientemente sin dextrosa y con un mínimo de aditivos), tomate (que he rallado y aliñado astutamente para aumentar su «untabilidad» y suculencia) y un chute de vitamina C y frescor herbal en la figura del humilde pero socorrido perejil.

 

 

 Y ved con qué bello «keto-bocata de tortilla tres delicias» me he aventurado a caminar hoy. Si es que no habrá dardo, rencor ni camino que se resista… por muy desgarrador, persistente o tortuoso que sea.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *