Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Mousse de limón low carb (estoicamente dulce)

4 agosto, 2020

Mousse de limón low carb (estoicamente dulce)

0 Comentarios

Dicen que «si la vida te da limones, haz limonada».

 

mousse de limón keto sin azucar low carb

 

Pero si te da limones, arcilla polimérica y un confinamiento sin fin, yo casi mejor me decanto por una alegre mousse low carb de limón y un montón de figuritas alegres 😇

 

Esta es Prosopopeya, mi nuevo alter blog de figuritas (está aquí 😅) Es que el confinamiento está siendo muy largo y a falta de drogas duras…

 

He aquí una versión sin azúcar de la cremosa mousse tradicional, con un toquecillo extra de aromática lima y mucha ilusión. Es la opción perfecta para los valerosos “low-carbistas” que se propongan desafiar una mano desafortunada con un buen farol y una sonrisa.

Esta receta en particular lleva nata porque es mi versión cítrica preferida, aunque los amantes del paleo con “mono” de mousse encontraréis varias sin lácteos por aquí.

Queda casi como un helado de limón y se puede hacer con los ojos cerrados.

 

 

Para dos copas filosóficamente alegres, solo necesitáis:

• un limón (zumo y ralladura)
• una lima (también zumo y ralladura)
• 200ml de nata para montar bien fría
• una hoja de gelatina
• edulcorante al gusto (esta mezcla sí vale la pena que la probéis antes de dar el visto bueno, que el limón engaña mucho)

 

 

Empezad por hidratar la gelatina en agua fría. Mientras, poned el zumo de la lima y del limón a calentar (entre ambos, calculad medio vaso de zumo).

Cuando rompa a hervir, retiradlo del fuego, disolved en él tanto el edulcorante (que de inicio estiméis necesario) como la gelatina hidratada. Y dejad templar la mezcla por ahí.

 

 

Cuando el zumo se enfríe (no os olvidéis de él, que la gelatina cuajará antes de tiempo y se nos fastidiará el plan), sacad la nata de la nevera y batidla hasta que esté bien cremosa.

Añadid las ralladuras y el zumo frío, acabad de batir y probad la mousse a ver si necesita algo más de dulce.

 

mousse de limón keto sin azucar low carb

 

¡Y ya la tenéis! Colocadla en sus bellas copas y a la nevera.

Ahora llega el momento más difícil: esperar a que se enfríe con férreo estoicismo. Podéis aprovechar para volver a barajar las cartas con disimulo, a ver si hay más suerte 😊



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.