Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

«Casi-cuscús» de coliflor (¡la belleza está en el interior!)

25 enero, 2015

«Casi-cuscús» de coliflor (¡la belleza está en el interior!)

0 Comments

La belleza está sobrevalorada. Ved esta maravilla de «casi-cuscús» de coliflor: no ganaría un concurso de hermosura, pero nadie osará poner en duda que resulta hiper-delicioso, súper-reconfortante y nutritivo a rabiar. ¡Y a mí me ha hecho feliz! 😊

Y es que las esferificaciones de trufa con espuma de caviar pueden ser un lujazo pero, si me permitís elegir, ¡que mi tupper de contrabando sea de cuscús de coliflor la próxima vez que me ingresen en el hospital!

 

 

He aquí otro ejemplo de cómo la coliflor (y/o el brócoli) puede disfrazarse felizmente para acallar anhelos varios, en este caso, de sémola de trigo. Puede que no sea la más guapa del baile, pero os aseguro que está absolutamente sublime y que apenas se capta el sabor de la coliflor, sino que queda anulado por el delicioso sabor del pollo y del sofrito. Y es cándido hasta límites insospechados.

Si queréis darle una oportunidad, calculad que, para 4 raciones generosas, necesitaréis:

  • una coliflor y/o brócoli picados (para el cuscús lo paso por la trituradora, queda una textura muy similar),
  • una cebollica,
  • media calabaza (si es tamaño zepelín, calculad unos 150 o 200g),
  • un calabacín,
  • pollo a discreción (cualquier corte que tengáis servirá),
  • si la ocasión lo merece y no sois «paleo» estrictos, garbanzos cocidos (la cantidad va a gusto del comensal, yo le echo un puñadito) y
  • una cucharadita de mezcla de curry (como esta, que es brutal) y, si tenéis, echadle sin falta un pellizco de pimienta de Jamaica, que le va genial.

 

 

Empezad por dorar el pollo y reservarlo.  Seguid por sofreír la cebolla, el calabacín y la calabaza picados (a trozos no muy pequeños, que queremos encontrárnoslos en el plato) en un chorrillo de aceite. Cuando la cebolla empiece a transparentar, añadid el pollo cortado a daditos y rehogadlo unos minutos antes de añadir los garbanzos y la coliflor (con/sin brócoli) picada.

Salpimentad y añadid una cucharada hermosa de curry para darle un toque especiado (si os gusta el comino o el picante, no os reprimáis, que este es el momento).

 

cuscus de coliflor paleo keto pollo recetas epopeya low carb

 

Regadlo generosamente con agua, tapadlo y dejadlo cocer a fuego lento. Tardará tranquilamente media hora en cocinarse bien. Aunque el olor y el aspecto, sin ninguna duda, os guiarán… y también os obligarán a apagar el fuego para coméroslo sin más dilación.

Por cierto, ¡este cuscús sí se puede congelar!

Y es que, a veces, los más guapos son los más sosos y aburridos 😀



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.