Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Flan de col lombarda a la magia limonera (y «no»)

29 marzo, 2020

Flan de col lombarda a la magia limonera (y «no»)

0 Comentarios

El otro día alguien me espetó que debía aburrirme mucho comiendo siempre lo mismo, porque «mi dieta era muy restrictiva». Pues mira, «no».

 

flan de col lombarda low carb
El flan monocromo (azul) pre-magia limonera

 

Por lo pronto, hoy me sentado a la mesa ante un flan azul que se ha ido convirtiendo en rosa mientras lo comía y que además estaba absolutamente delicioso.

 

 

Y es que la «magia limonera» que os presenté en la crema aurora boreal (o austral) «todo por un sueño» y que acabé de explotar en el bizcocho de col lombarda (un pastel rosa a topos lilas), también funciona en los flanes.

El ácido del limón reacciona con el color morado de la lombarda y lo vuelve rosa, incluso después de haberla cocido 😁

 

 

Así que la verdad es que «aburrirme de comer cada día lo mismo», lo que se dice «aburrirme», no me aburro, no.

Y es que además de riquísimo, surrealista y colorido, ¡es súper fácil de hacer!

 

 

Para un flan como el de la foto, que bastaría para sorprender a 3-4 alegres comensales con un entrante ligero, solo necesitáis:

  • un par de vasos de crema de col lombarda (suave, sorprendente y azul) o uno de col lombarda cocida y triturada (yo suelo aprovechar restos de crema ya hecha, pero si vais a por el flan directamente, os ahorráis colar la sopa)
  • 3 huevos
  • 100ml de nata
  • un limón para hacer la magia (si os gusta azul, pues no hace falta)
  • sal, pimienta y jengibre molido opcional

 

 

Y solo hay que batir los huevos con la nata, salpimentar y añadirle la crema de col lombarda (coladita, desechando la mayor parte del agua y quedándonos con la propia col triturada, para que no esté demasiado líquido y cuaje bien).

Meted la mezcla en un molde para flan (yo le he puesto papel sulfurizado porque le iba a hacer fotos y quería que saliera entero, pero se puede servir en el molde alegremente) y hornead.

 

Flan azul pre-magia con el agujerillo del palillo chivato

 

Es un flan, así que hay que cocerlo al baño maría colocando el molde dentro de un recipiente con agua (asegurándonos de que el agua no podrá colarse en la mezcla del flan aunque hierva a borbotones) y al horno precalentado a 180ºC con ello.

 

El flan casi-bicolor en pleno proceso de magia limonera

 

El tiempo de cocción dependerá del tamaño del flan, pero el viejo truco del palillo chivato también sirve. No solo saldrá seco, sino que dejará un agujerillo en la superficie del flan 😁

 

El flan bicolor en todo su esplendor (post-magia limonera)

 

Y ya llegará el momento feliz de desmoldarlo (o no) y de servirlo alegremente. Yo os diría que no le echéis la magia limonera hasta que esté en la mesa para mayor sorpresa generalizada.

Así apareceréis con un flan azul (que ya de por sí muy común no es), que encima se irá volviendo rosa delante de vuestros ojos.

 

flan de col lombarda low carb

 

Así que «no». No me aburro con esta «dieta restrictiva», no 😁



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *