Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Puercoespín navideño (para despedir años «peliagudos»)

20 diciembre, 2020

Puercoespín navideño (para despedir años «peliagudos»)

0 Comentarios

Menudo añito este 2020… «peliagudo» no es realmente la palabra que me viene a la mente, pero no quiero arriesgarme a que el 2021 empiece vengándose de mí por espetar improperios contra su predecesor 😀

 

puercoespín de mazapan de calabacin navideño keto paleo low carb sin azucar sin gluten

 

Lo que sí me aventuraré a decir es que el 2020 se ha ganado a pulso la versión puercoespín del tradicional cerdito de mazapán navideño, que se distingue por su estilo punk  y su propina espinosa de pipas de calabaza. Demencial.

Ya que el año ha sido «peliagudo», lo despediremos con mucha alegría (a enemigo que huye, puente de plata, ¡que diría aquel!)

 

puercoespín de mazapan de calabacin navideño keto paleo low carb sin azucar sin gluten

 

Y no creáis que este «cerdito de mazapán para años espinosos» está relleno de membrillo y frutas escarchadas ultra-high carb (como el de pan de Cádiz tradicional), ni siquiera de apacible chocolate con frambuesas (como su predecesor low carb de calabaza para años más plácidos), no. El puercoespín viene vilmente atiborrado, nada más y nada menos, que con algo muuucho más sencillo: moras. Tremendo.

Dicho esto, os aseguro que acometer esta delicia de puercoespín ha sido súper fácil y apenas me ha supuesto 50 minutos de principio a fin (y que incluyen media hora de horno). Espinoso y rotundamente exquisito, pero fácil, fácil (mucho más que el pan de Cádiz high carb).

 

 

La «carne» del cerdito es una mezcla súper sencilla pero sabrosísima que queda infinitamente más jugosa que el mazapán tradicional y que ya os descubrí con los deliciosos panellets de calabacín.

Y una vez lista la mezcla de «no-mazapán»… ¡ya viene la parte divertida!

 

 

Empezad por poner un tercio de la “carne” formando un elipse sobre un papel de horno, ejercerá de “pezuñas”. Colocad las moras (o lo que fuere que hayáis decidido rellenarlo) y tapadlo con más “carne”. ¡Y relleno del cerdito punk listo!

Ya podéis darle forma como buenamente os dicte el espíritu navideño, colocarle las púas y pintarlo con la yema antes de hornear.

 

 

En cuanto esté doradito, os pedirá a gritos que lo saquéis (este ha tardado unos 25 minutos a 180ºC). Dejadlo enfriar (idealmente sobre una rejilla, para que el vapor de agua tenga por donde huir y no lo humedezca).

Admirad vuestra obra y echadle muchas fotos para recordarla como merece, que su esperanza de vida será poco menos que ínfima cuando lo probéis.

 

puercoespín de mazapan de calabacin navideño keto paleo low carb sin azucar sin gluten

 

Y que el 2021 sea un año de los que querríais cincelar en piedra… por lo formidable 😘



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *