Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Helado de chocolate (mi pócima para el desamor)

20 agosto, 2020

Helado de chocolate (mi pócima para el desamor)

0 Comentarios

Quien crea que una dieta low carb y un desengaño amoroso épico son incompatibles, no ha probado el infalible helado de chocolate 😇

Os aseguro que aliviará el desamor más lacerante y os hará olvidar ese bidón de helado industrial con caramelo. De veras, a pesar de que mi batacazo ha sido «nivel defenestración» (otra vez), este “llena-vacíos” es casi analgésico.

 

helado de chocolate low carb keto sin azucar

 

Encima queda delicioso, untuoso y dulzón (con total independencia de que vuestra heladera se haya declarado en huelga o haya optado por abandonaros también). Vamos, que podéis simplemente meterlo en un molde, congelarlo y coméroslo a bocaos’ cuando la amargura aflore.

Y las consecuencias del porrazo para vuestro páncreas serán ínfimas si las comparáis con las que supondría el litro de helado rebosante de azúcar (y grasas hidrogenadas) que teníais en mente.

 

 

Así que si es hoy el funesto día en el que os han roto el corazón (pero no os apetece poneros a fabricar desfibriladores diversos como la deliciosa charlota  que encontraréis aquí), solo tenéis que reunir:

  • 2 cucharadas hermosas de crème fraîche (unos 100ml)
  • 2 yemas
  • edulcorante al gusto (hoy no os suelto el “rollo sermoneador” de los edulcorantes, que no es el día)
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo (o un pelín más, en función de vuestro grado de desgarro cardíaco)

 

 

Y solo hay que hacer unas natillas de chocolate ultra veloces, poniendo los ingredientes en un bol al baño maría, sobre una cazuelilla con agua a fuego lento. Removed continuamente hasta que la mezcla espese (esta cantidad, que da para dos helados pequeños, tarda apenas 8 o 10 minutos). Queremos la consistencia de unas natillas de la abuela.

Retirad el bol con la mezcla del baño maría y dejadla enfriar. Si vuestra heladera sí está localizada y funcionando, mejor que mejor. Si no, meted la mezcla en los moldes y al congelador con ellos. En apenas una horica los tendréis listos y a punto para evitar tentaciones de males mayores.

 

helado de chocolate low carb keto sin azucar

 

He aquí mi remedio infalible para el desamor: un poco de pócima, una oportuna re-lectura del antidepresivo más eficaz («Las Gafas de la Felicidad» de Rafael Santandreu) y mañana (casi) como nueva.
No diré que se olvida una del batacazo, pero sí que ayuda mucho a relativizarlo 😊



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *