Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Huevos de pascua de colores (con tramposo de chocolate)

7 abril, 2020

Huevos de pascua de colores (con tramposo de chocolate)

0 Comentarios

A falta de páncreas ajenos con quien compartir una mona de pascua (igual de tentadora, pero la mitad de irreverente), mi fiel abubilla y yo hemos decidido recurrir a la bella tradición «pinta-huevil».

 

huevos de pascua de colores sin colorantes abubilla
Si todos los tramposos fueran huevos de chocolate… ¡qué bien iríamos!

 

Y no solo hemos disfrutado como niñas durante el proceso coloreador y «foto-preparacional» (las dos), sino también robando subrepticiamente los huevos de colores (junto con el tramposo de chocolate, la verdad) y destinándolos a un feliz almuerzo pascual (yo).

 

 

Y ha sido facilísimo. Lo único peliagudo de todo el proceso es lograr unos huevos duros bien lisitos que no parezca que los haya pelado Eduardo Manostijeras. Si conseguís eso, el resto es súper sencillo y la mar de distraído.

 

El «tinte» azul y rosa

 

Si os apetece llevar a la mesa unos huevos de colores perfectamente comestibles y apetitosos, solo tenéis que apañar por un lado unos huevos duros (yo los cuezo apenas 6 minutos para que la yema no cuaje del todo, pero para gustos, colores 😁) peladitos (ánimo con eso) y, por otro, los «tintes».

 

Los huevos en proceso coloreador

 

El tinte azul no es más que un poco de agua en la que he cocido un par de hojas de col lombarda (he aprovechado las de fuera, que siempre son más feúchas). En apenas 10 minutos, obtendréis un agua azul oscuro con un potencial coloreador tremendo,

 

huevos de colores sin colorantes paleo keto

 

El tinte rosa es una aplicación más de mi recurrente magia limonera (vedla en el flan azul y rosa). Me he limitado a separar la mitad del agua azul de cocción de las hojas de lombarda y echarle un chorro alegre de vinagre. En apenas segundos, el ácido reacciona con el pigmento azul de la col y el líquido se vuelve rosa brillante intenso.

Y el amarillo ha sido más fácil aún. Solo hay que disolver un poco de cúrcuma en un cazo con agua hirviendo, apartarlo del fuego y remover. Tinte amarillo chillón a punto.

 

huevos de pascua de colores paleo keto sin colorantes

 

Y no quedará más que sumergir los huevos duros pelados en los «tintes». En apenas unos minutos estarán alegremente pintados y listos para llenar de color deliciosos y festivos platos pascuales.

Es súper curioso. El azul se va volviendo turquesa y el rosa poco a poco va «envioletándose», pero el amarillo no desaparece ni pa’ qué. ¡Aúpa esa cúrcuma!

 

huevos de pascua de colores paleo keto sin colorantes
Aquí la prueba fehaciente de mi nula habilidad para pelar huevos duros en todo su esplendor

 

Así que si queréis que el azul y el rosa conserven ese color intenso, sacadlos de su tinte poco antes de servirlos.

A falta de musas (el anuncio que publiqué pidiendo una ha fracasado estrepitosamente), buenas son abubillas… y huevos de pascua de colores (con intruso de chocolate, que no de cuco, que siempre apetece más de postre) 😁

 

huevos de pascua de colores sin colorantes abubilla



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *