Terapia nutricional y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Masa quebrada low carb (el tesoro del «no-panadero»)

20 agosto, 2016

Masa quebrada low carb (el tesoro del «no-panadero»)

2 Comentarios

Aunque el filón de las empanadas se me está resistiendo un pelín¹ (digamos que mis pruebas hasta la fecha son «muy mejorables»), he aquí un apaño de masa quebrada low carb que ha suplido con nota mis carencias de bases para quiches/tartaletas/empanadas/entes rellenos diversos.

 

 

(1). Nota desde el futuro: ¡¡Ya no!! Ved si no mi bienamada empanada de atún de harina de sésamo.

Ya sé que está feo que lo diga yo, pero a falta de abuela… Puede que mi acusado anhelo de quiche lorraine (ya alegremente saciado gracias a él) no me permita ser imparcial con este apaño de masa quebrada, pero ahora mismo lo describiría sin titubeos como un verdadero TESORO. Y encima es apto para panaderos que no usen féculas ni gluten (para «no-panaderos», vamos) 😊 Un primor.

 

 

Por si queréis darle una oportunidad (y de paso juzgar la magnitud de mis sesgos inconscientes cuando escribo con el estómago lleno y feliz), abajo os dejo el «cómo y con qué se hace».

Tened en cuenta que, según el tamaño del huevo y la humedad de las harinas, las cantidades variarán. Adaptadlas para que quede una masa con la textura de la sempiterna plastilina. Por mi parte, yo hoy he usado (aproximadamente):

  • un huevo
  • 50g de mantequilla pomada
  • 2 cucharadas de harina de coco
  • 4 cucharadas de harina de almendra
  • 2 cucharadas de semillas de lino molidas
  • una pizca de sal

 

 

Mezcladlo todo, haced una bola y dejadla reposar en la nevera envuelta en papel film antes de osar manipularla mucho. Es menos manejable que su pariente con gluten, pero si la tratáis con cariño dará el pego.

Y podréis allanarla felizmente entre dos papeles sulfurizados (o film) con el rodillo (igualico que a su primo de harina de trigo, pero sin sembrar el caos autoinmune en el intestino, ni obligar a vuestro páncreas a inundaros de insulina).

 

 

Y es que seguir una dieta sin gluten y baja en carbohidratos no debería obligarnos a renunciar a una deliciosa quiche ocasional. Por la parte que me toca, ¡doy por saciados (casi) todos mis anhelos!

 



2 pensamientos sobre “Masa quebrada low carb (el tesoro del «no-panadero»)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *