Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Porco à Alentejana (keto-nostalgia de Portugal)

27 noviembre, 2020

Porco à Alentejana (keto-nostalgia de Portugal)

0 Comentarios

Qué noche la de aquel día, con fado lacrimoso, cerdo con almejas y lluvia de estrellas como broche final incluidos…

Corría finales de julio de 2016 en Évora, Portugal. Inconscientes de que, apenas 4 años después, una mera escapada al país vecino se convertiría en un sueño imposible, mis ángeles de la guarda y yo andábamos buscando un sitio donde quisieran darnos de cenar a las 21:00.

 

Aquí se nota que no sabíamos la que se nos vendría encima 4 años después.

 

Exhaustos después de un día entero de «turistear» a unos sofocantes 40ºC, nos entró complejo de yoyó. De un local nos mandaban a otro y del otro al uno, hasta que por fin encontramos una terracita encantadora donde tuvieron a bien saciar nuestros hambrientos (y sobre todo sedientos) estómagos.

Allí leímos por primera vez eso de Porco à Alentejana (que pedimos sin tener la menor idea de qué era).

 

 

Y resultó ser magro de cerdo cocinado con almejas. Quedaba súper sabroso, la verdad. Comprenderéis que no pude dejar de preguntar al amable señor portugués que nos lo sirvió cómo lo hacían. Y entendí la mitad (o menos) de lo que me dijo.

Pero aquí os traigo mi versión de la receta (no diré «mejorada», que me pegan, pero sí «adaptada a mis gustos»): básicamente sustituyo el cilantro por perejil (os aseguro que soy poco o nada quisquillosa con la comida, pero el cilantro es superior a mí, no puedo con él).

 

 

El plato se suele acompañar con patatas fritas, pero obviar su presencia no le resta un ápice de exquisitez.

Para 2 platos generosos, calculad que necesitaréis:

  • 1/2 Kg de almejas
  • 1/2 kg de magro de cerdo (yo he utilizado cinta de lomo cortada a daditos)
  • un par de ajos
  • perejil (si no tenéis «el gen del cilantro» y no os supone una tortura tremenda comerlo, que sepáis que la receta original es con cilantro, así que no dudéis en sustituirlo)
  • una hoja de laurel
  • medio vasito de vino blanco
  • sal y pimienta
  • un pimiento choricero o un par de ñoras (el señor portugués me dijo que usaban una pasta llamada «massa de pimentão», pero a mí me olió sospechosamente parecido al pimiento choricero, así que a menos que tengáis a mano un tarro de massa de pimentão, usad la carne rehidratada de un pimiento choricero o ñora)

 

 

Empezad por poner las almejas en agua con sal para aseguraros de que expulsan toda la arena.

Marinad el cerdo con sal, pimienta, los ajos y el perejil picados, el laurel y la carne del pimiento choricero (que habréis logrado sumergiéndolo en agua caliente unos minutos y separándola de la piel una vez rehidratado). Id a hacer algún recado que os distraiga al menos un par de horas.

Abrid las almejas en una cazuela a fuego medio (sin nada, a pelo) y en 10 minutos estarán felizmente abiertas. Colad el caldo que suelten y guardadlo a buen recaudo para luego. Y listos los preparativos, ¡vamos al lío!

 

porco a alentejana cerdo con almejas portugués paleo low carb keto

 

Freíd los dados de lomo en un chorrillo de aceite de oliva hasta que estén dorados y reservadlos. Echad en la misma cazuela el vino blanco y el caldo de las almejas.

Dejad reducir la salsa unos minutos, echadle los moluscos y el cerdo. ¡Y porco listo! Servidlo con perejil (o cilantro, si queréis serle fiel a la receta original).

Y disponeos a saborear Portugal en (casi) todo su esplendor, hasta el día feliz en que podamos retomar las escapadas y pedir un porco à Alentejana en una encantadora terracita portuguesa. Y para mí, que venga sin cilantro, pero al son de un fado bien desgarrador 😅

 

porco a alentejana cerdo con almejas portugués paleo low carb keto



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *