Blog de nutrición y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y química en proceso (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y EX-gorda-depresiva-polimedicada)

Turrón “engaña-páncreas” (y “asombra-escépticos”)

20 diciembre, 2018

Turrón “engaña-páncreas” (y “asombra-escépticos”)

0 Comentarios

Tanto para los que se acuestan abrazando una zambomba, como para los que apagan la radio cuando amenaza con sonar un villancico, llegó esa época del año en la que hay que ser bueno, querer mucho a todo el mundo… y engordar 5 kilos.

 

 

En los dos primeros quehaceres no puedo interceder más que remitiéndoos (“navideñamente”) mis mejores deseos, ¡pero en el tercero sí que os puedo ayudar! Calculo que, con esta delicia de turrón low carb, al menos medio de esos 5 kilos sí os ahorraré 😊

 

 

Es la versión “turronizada”, “pistacheada” y especiada de mis idolatrados roedorcitos de “casi-mazapán” a prueba de Sres. Scrooge. Infalible. Eso sí, aunque no lleva azúcar, ni miel, ni féculas… no es col, es turrón. Así que vuestro páncreas oirá claramente el “toc-toc” en su puerta y un chutecillo de insulina sí caerá… ¡pero no será comparable al cañonazo a bocajarro que supondría el turrón industrial!

 

 

Además, queda mucho más amoroso que el turrón de mazapán y/o yema tradicional (que, con todo mi cariño, suele ser un mazacote azucarado que nos comemos porque “toca” y/o porque el alcohol previo nos ha nublado el juicio).

 

 

Así que, además de engañar a vuestro páncreas con un dulce capricho que no le obligue a inundar vuestro sistema con insulina a modo de tsunami, asombraréis a los escépticos que crean que una dieta low carb implica panceta con panceta. Os aseguro que, si pueden elegir, no se pelearán por el último cachito de turrón industrial cuando hayan probado este.

Y, encima, es rematadamente fácil de hacer. Para una barrita, solo necesitáis:

  • 100g de calabaza cocida y chafadica (al micro en la vaporera se hace en apenas 5 minutos)
  • un huevo y una yema para pintar
  • 200g de almendra molida (o mitad y mitad de coco rallado, que también queda demencial y navideño)
  • una cucharadita de canela molida (idealmente, como siempre, que sea de la verdadera que no daña el hígado)
  • una cucharadita de mezcla de cinco especias (o garam masala, ambos quedan tremendos y aportan un “chute” extra de fitoquímicos)
  • la ralladura de un limón
  • pistachos a discreción, idealmente, sin tostar (yo le echo algunos picaditos y dejo un buen puñado enteros)
  • edulcorante al gusto* (yo le pongo una cucharadita de xylitol)
  • pizquilla de sal

 

turrón low carb

 

Y no tenéis más que encender el horno a 180ºC, mezclarlo todo y extender la masa resultante sobre un molde cubierto con papel sulfurizado (y, si puede ser, engrasado también). Pintad la superficie del “proto-turrón” con la yema y al horno con él. En apenas 15 o 20 minutos estará dorada y olerá a jugosa navidad especiada y “calabaceada”.

 

 

Apuesto a que los comedores de turrón tradicional y/o escépticos del low carb no podrán evitar probarlo… y repetir disimuladamente mudos de asombro.

¡Felices (y deliciosas) fiestas!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *