Deja de contar calorías

Y regálate tu mejor tú

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Bombitas de arándano (y el «origen del postre»)

22 mayo, 2021

Bombitas de arándano (y el «origen del postre»)

2 Comentarios

El buen oso de las cavernas, sabio conocedor de las imprecisiones que abarrotan las guías de nutrición, se decide por un primer plato a base de carne roja. Aunque una vez satisfecho su voraz apetito, no puede resistirse a tomar algo dulce.

 

 

Y así es como me imagino yo el origen del “postre” 😁

Y como humilde homenaje a ese invento feliz, unas bombitas paleo rellenas de arándano, súper fáciles y aguacate-chocolateadas.

 

 

Si os atrae el plan, sabed que para la masa de estas bellas trufas coloradas, me he limitado a mezclar:

  • medio aguacate madurito trituradete (o uno, si es tamaño liliputiense)
  • una cucharada de aceite de coco blandito
  • una cucharada de cacao puro en polvo
  • edulcorante opcional (yo no le echo, pero admito que mi rollo con el dulce ha alcanzado cotas que rozan el estoicismo, así que mejor probad la mezcla y que vuestras papilas decidan)

Dejad reposar la mezcla en la nevera (o incluso en el congelador) o no se dejará manipular bien.

 

 

Y una vez fresquita y firme (el tiempo dependerá de la temperatura de la cocina y de vuestras manos), solo hay que echar mano de un arándano, embadurnarlo con la masa de aguacate chocolateado y rebozarlo alegremente.

 

 

Si también queréis homenajear el amor de la especie humana (y osuna) por aquellos primeros postres (que básicamente eran a base de fruta con algo de miel ocasional) y/u os tira ese bello color rojo como toque final, podéis embadurnar las bombitas en frambuesa o arándano en polvo (como estas de hoy), aunque rebozadas en cacao puro en polvo quedan tremendas también.

 

 

Y ya una vez satisfecha mi voraz ansia de dulce, solo me queda preguntarme… ¿de veras comer fruta alarga la vida? Yo diría que “depende”. Para este desventurado cazador-recolector paleolítico, la verdad que «no» 😅

 



2 pensamientos sobre “Bombitas de arándano (y el «origen del postre»)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *