Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Roscón infiel de frambuesa y nata (una canita al aire)

13 diciembre, 2021

Roscón infiel de frambuesa y nata (una canita al aire)

2 Comentarios

Yo siempre fui fiel a Baltasar. De pequeña le dirigía todas mis cartas con deseos diversos y ya crecidita le dedicaba mis roscones, también con deseos diversos. Y nunca le guardé rencor por desoír mis peticiones, ni le reproché su flagrante desatención.

Pero llega un momento en la existencia de todo deseador reiteradamente ignorado, en el que debe claudicar y reconocer la dolorosa derrota. Porque, en especial desde que peino canas, Baltasar pasa de mí. Así que he decidido que le seré infiel. Me cambio a Melchor, que peina más canas que yo 😁

 

roscon de nata keto low carb sin gluten sin azucar frambuesa

 

De ahí que estas Navidades haya optado por el muy tradicional roscón de nata (en versión keto-friendly y coloridamente “frambuesizada”, eso sí), que el buen Melchor tiene pinta de pirrarse por la nata, más que por la trufa o el mazapán¹.

(1) ¡Ved mis súplicas reiteradamente ignoradas y las recetas de los roscones de trufa y mazapán!

Y es sorprendentemente fácil de hacer. Ayuda mucho que no sea un brioche con masa de harina que deba levar doblando su volumen y tal, sino un alegre keto-bizcocho de frambuesa embadurnado con una keto-chantilly facilona. Queda buenísimo.

 

 

Si queréis acompañarme en mi pequeño homenaje al buen Melchor y sus muchas canas, tendríais que reunir, para un molde de mega-rosquilla de 18-20cm de diámetro (si no tenéis molde de bundt cake con agujero en medio, no pasa nada, colocad una flanerita o cortador de galletas cilíndrico en el centro, envueltos con papel de horno y listos):

  • 3 huevos hermosos (separad las yemas de las claras y montad estas últimas a punto de nieve si queréis darle un irresistible extra de esponjosidad),
  • 1 yogur natural (idealmente bien graso y de cabras/ovejas felices),
  • edulcorante al gusto (yo le echo una cucharada de eritritol, mismamente como este²),
  • 6-7 cucharadas de almendra cruda molida (dependerá del tamaño y la humedad de los huevos, pero la masa final debería tener la textura de una mayonesa ligera y airosa),
  • 1-2 cucharadas de harina de coco (ídem),
  • una nuez de mantequilla generosa blandita (o 1-2 cucharadas de aceite de coco/oliva),
  • medio sobrecillo de impulsor químico,
  • una cucharada de frambuesa en polvo (felizmente sustituible por un chorrillo de extracto de vainilla o la ralladura de la piel de un limón),
  • 200ml de nata para montar (de la que tiene al menos un 35% de materia grasa) bien fría,
  • un chorrillo de extracto de vainilla (como esta, que no lleva cosas raras y está tremenda)
  • y unas frambuesas y/o almendra laminada para coronar el roscón.

 

roscon de nata keto low carb sin gluten sin azucar frambuesa

 

Empezad por encender el horno a 180ºC y seguid por mezclar los ingredientes (¡la nata y la vainilla no, que son para la chantilly!), menos las claras bien batidas, que las añadiréis al final con una espátula, amor y movimientos envolventes, para que no se bajen al incorporarse a la mezcla. Vertedla sobre el molde (si no fuera de silicona, sí os diría que os aseguréis de que lo cubrís bien con papel de horno o el desmoldado-sin-rotura será una odisea), coronadla con unas frambuesas y/o almendras laminadas en la superficie y hornead.

Cuando la cocina huela a irresistible boulangerie y la superficie se vea dorada, haced la prueba del palillo que sale seco a ver si está listo para salir.

 

roscon de nata keto low carb sin gluten sin azucar frambuesa

 

Dejadlo enfriar antes de manipularlo mucho, si es posible, sobre una rejilla para que el vapor de agua tenga por donde huir y no humedezca el bizcocho.

¡Y ya podéis batir la nata para la keto-chantilly facilona! Que esté bien fría o tardará eones en montar. Cuando empiece a hacer picos y espesar, echad el edulcorante que buenamente consideréis (admito que a mí me pirra así tal cual) y el chorrillo de extracto de vainilla y acabad de montarla.

Recortad el bizcocho por la mitad (con un cuchillo de sierra se corta estupendamente) y embadurnad profusamente con la nata montada/keto-chantilly. Si tenéis, un poquito más de frambuesa en polvo chispeada a modo de lluvia desde un colador le da un toque más festivo y colorado aún.

 

roscon de nata keto low carb sin gluten sin azucar frambuesa

 

¡Y roscón infiel/canita al aire navideños listos!

Espero que al buen Melchor le guste la nata y que aprecie mis esfuerzos por endulzarle la Navidad sin poner en riesgo su salud metabólica… y que su edad avanzada no le permita huir de mí con tanta ágil gracilidad como Baltasar 😅

 


(2) En Edulcorantes: el dilema (o Mary Poppins solo hay una), ¡os cuento mi humilde opinión acerca de los susodichos!



2 pensamientos sobre “Roscón infiel de frambuesa y nata (una canita al aire)”

  • Hola:
    Cuando dices vainilla com está, a qué vainilla te refieres ?
    Me parece una masa estupenda para hacer sin que sea por Reyes.
    Gracias

    • Sí!!! Es un bizcocho sencillo, pero me encanta!! Es un extracto natural de vainilla eco (¿puede que se rompiera el enlace a Amazon?) que da un aroma… irresistible. Yo se lo echo a los yogures incluso (esos días guays en los que me regalo alguno) y solo con unas gotas, te da la sensación de estar tomando natillas de la abuela. Tremenda. ¡Gracias Lou!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.