Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Maki y nigiri sushi sin arroz I (con «no-arroz» de coliflor)

11 enero, 2015

Maki y nigiri sushi sin arroz I (con «no-arroz» de coliflor)

0 Comentarios

¡No solo de sashimi  (los cachillos de pescado crudo a secas) vive el amante de la comida nipona low carb!

El sushi  sin arroz no solo es posible, sino que queda estupendo, nutre «una jartá», pasa desapercibido a posibles michelines en ciernes y permite a páncreas agotados un merecido descanso.

 

sushi sin arroz de coliflor paleo keto epopeya low carb

 

Aunque no engañaréis a ningún comedor habitual (ni siquiera ocasional) de sushi  tradicional, sinceramente, apenas se nota el sabor de la coliflor. De veras, este apaño basta y sobra para quitar el mono de «japo» más pertinaz.

La idea es sustituir el arroz por coliflor (o mejor una mezcla de brócoli y coliflor), aguacate y zumo de lima (o limón), generando una suerte de «no-arroz» glutinoso perfecto para el digno cometido de reemplazarlo convenientemente. Un primor.

 

 

Por si os decidís a probarlo, sabed que solo hay que mezclar un par de floretas de coliflor y/o brócoli a cachillos (yo las pico una vez cocidas, que son más manejables) con un aguacate madurito bien machacadete, un par de cucharadas de zumo de lima y sal al gusto. ¡Y ya!

El aguacate convierte a la coliflor picada en una masa pegajosa y manejable (a la vez que le aporta ese delicioso je-ne-sais-quoi)  y la lima (además de evitar que se oxide el aguacate), le da ese toque ácido del vinagre de arroz a la mezcla.

 

 

Y el proceso de elaboración es idéntico al del maki  (los rulillos envueltos en alga que se cortan en cilindros) tradicional: se coloca el alga nori  sobre la esterilla de bambú y se cubre más o menos la mitad con la mezcla de coliflor y aguacate.

A lo largo del «no-arroz» ( y asegurándoos de que sigue la dirección de las cañitas de debajo), se coloca el salmón (yo suelo usar uno tremendo que venden laminado sin ahumar). Luego se moja un pelín con el dedo el borde superior del alga (igualico que el lametón al cierre de los sobres, para que se pegue el alga) y se enrolla con ayuda de la esterilla de bambú.

Como todo, es cuestión de práctica (a la segunda os saldrá mejor que a la primera y a la cuarta seréis unos profesionales del enrollao’).

 

 

Y si acontece que os sobra salmón y mezcla de coliflor, id a por el nigiri  (la croquetilla cubierta de pescado).

Basta con mojarse las manos con agua (igual que pasa con el arroz para sushi, la mezcla se pega y dificulta la tarea), hacer las croquetillas, poner un toquecillo de wasabi  (la pasta de rábano picante japonés) opcional y colocar encima la pieza de salmón (o atún, o tortilla, o lo que fuere que os apetezca y se pueda laminar).

 

sushi sin arroz de coliflor paleo keto epopeya low carb

 

¡Pero tened cuidao’ con las salsas de soja que venden por ahí! Aquí os cuento por qué y aquí os dejo el enlace a una sin gluten, ni azúcar.

¡Veréis qué gozada!

Quedan igual de cucos que sus primos rebosantes de almidón, pero vuestro amado páncreas (e indeseados michelines) ni se enterarán 😊



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.