Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Bizcocho de calabaza low carb, el ansiolítico especiado

12 octubre, 2017

Bizcocho de calabaza low carb, el ansiolítico especiado

1 Comentario

He aquí mi versión de bizcocho de calabaza bastante low carb, perfecto para reconfortar (y casi «sedar») corazones estresados. Sí, acepto que su puntuación en la escala del «low-carbismo» roza el «ocasionalmente», pero está tan delicioso y es tan fácil de hacer…

 

bizcocho de calabaza sin gluten sin azucar low carb

 

Confieso que hasta la fecha ninguno de mis inventos ha levantado tanta pasión como esta jugosa tarta de delicioso sabor a canela. De ahí el sobrenombre de ansiolítico especiado (que bien podría cambiarse a «soborno infalible», por cierto). 

 

 

Sin embargo y muy a mi pesar, la calabaza tiene un nada desdeñable contenido en hidratos de carbono, así que reservadla para situaciones de estrés extremo, de desamor matador o para cuando vuestra alma gemela os pida matrimonio.

Pero es tan sencillo de hacer y el resultado tan jugoso y sublime… que si la ocasión lo merece, sabed que (para un molde de 20cm de diámetro) necesitaréis:

 

 

  • 3 huevos (las yemas por un lado y las claras montadas a punto de nieve por otro)
  • 6 cucharadas de almendra molida
  • una cucharada de impulsor químico (sin grumitos)
  • 200g de calabaza cocida (al micro la tendréis en 5 minutejos de ná)
  • una cucharada de canela (idealmente, que sea de la verdadera que no daña el hígado)
  • una cucharadita de jengibre molido
  • una cucharada de aceite de coco (sustituible por mantequilla o aceite de oliva sin problema)
  • edulcorante al gusto (yo ni siquiera le echo, pero mejor probadla a ver)
  • pizquilla de sal
  • almendra picada (o cualquier fruto seco que tengáis, ¡o no!)

 

 

Empezad por triturar convenientemente la calabaza cocida (guardad un poquillo para decorar a modo de mosaiquillo) y mezcladla con el resto de ingredientes.

Añadid las claras a punto de nieve bien firme (que desafíen la ley de la gravedad cuando le deis la vuelta al cuenco) en último lugar, con una espátula, mucho amor y movimientos envolventes.

 

 

Verted la mezcla en el molde engrasado y al horno precalentado con ello. Yo lo he tenido una media hora a 180ºC. Creedme, el olor os guiará (y el infalible truco del palillo que sale seco os lo confirmará).

Idealmente, desmoldadla enseguida y colocadla sobre una rejilla para que el vapor de agua no «hierva» el bizcocho. Lo queremos jugoso y suave, ¡pero no hervido!

 

 

 De veras, tanto templado como frío, queda suculento.

Y como ansiolítico de urgencia… lo cierto es que deja las benzodiacepinas a la altura del betún 😀

 



1 pensamiento sobre “Bizcocho de calabaza low carb, el ansiolítico especiado”

  • Que rico…yo creía que la calabaza es keto…en muchas páginas la dan como apta…. menos hidratos que zanahoria. Yo como mucha calabaza, me encanta y encima creyendo que no engorda 😭😭😭😭

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.