Terapia nutricional y recetas bajas en carbohidratos

PORQUE LOS GENES NO SON UNA CONDENA VITALICIA

Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Crema estelar (o “de primero, un deseo a las estrellas”)

1 febrero, 2019

Crema estelar (o “de primero, un deseo a las estrellas”)

0 Comentarios

Hoy he recibido un regalo que me ha hecho llorar desconsolada de la emoción: un precioso mapa estelar que muestra el cielo sobre el momento más rotundamente feliz de mi vida.

En su día intenté transmitir la magnitud de mi felicidad con las galletas risueñas (o “tan feliz que duele”), pero me quedé corta. Este precioso regalo me ha inspirado una delicia que refleja mucho mejor el portentoso sentimiento que me invadió cuando supe que le había ganado una batalla al cáncer… y me di de bruces con mi vocación*.

 

 

(*) En aquel instante, caí en la cuenta de que el propósito de mi vida tendría que ser ayudar a divulgar el poder de la terapia nutricional y añadir mi pequeño granito de arena para que otros combatientes recibieran ese mismo mensaje esperanzador y también sintieran tanta felicidad… que casi doliese.

 

 

Si invariablemente habéis evocado ese momento que también os cambió la vida y queréis preservarlo con vuestro propio mapa estelar, mi adorado hermano mayor (el último responsable de que empezara la odisea que me cambió la vida prestándome el libro que me sacó del abismo) puede hacéroslo llegar (podéis pedírselo aquí).

 

 

En cuanto a la deliciosa crema estelar, sabed que es una de mis habituales sopas bicolores, pero con la particularidad de que permite emular un bello cielo estrellado. Es una sabrosa crema de col lombarda (vedla aquí) alegremente estrellada con cucharadas de crema de puerro (la tenéis asimismo aquí). O, si os apetece más ser creativos, en modo “supernova” y/o “El Principito” también queda súper chula.

 

En modo supernova

 

Es un bello plato súper fácil, paleo, vegano, low carb y nutritivo a rabiar…. con el que acompañar un deseo a las estrellas. El mío es que el amigo titiritero me permita presenciar la definitiva y universal erradicación del cáncer**.

(**). No iba a desperdiciar un deseo con minucias 😊

 

En modo noche estrellada

 

Para más información sobre el potencial de la terapia nutricional en la lucha contra el cáncer, ved:

el cáncer: una enfermedad metabólica, la reseña del Opus Magnum del gran Dr. Thomas Seyfried;

una estrategia metabólica para aplastar el cáncer, la del manual práctico de la Dra. Winters;

mTOR, la ruta metabólica que puede acelerar y detener el cáncer, la entrada sobre el poderoso maestro de ceremonias bioquímico;

cáncer y dieta cetogénica, mi experiencia particular; y

el menú semanal contra el cáncer, mi propuesta basada en la información anterior.

 

En modo “El Principito”

 

Dice el principito, el eterno personaje de Antoine de Saint-Exupéry: “Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que, algún día, cada uno pueda encontrar la suya.” Yo me inclino por el “sí” 😊



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *