Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Rollitos de lenguado de incógnito (o «gracias a ti»)

29 agosto, 2018

Rollitos de lenguado de incógnito (o «gracias a ti»)

0 Comments

Anteayer amanecí con un «gracias por existir». Comprenderéis pues que le dedique estos rollitos de «lenguado de incógnito» a su responsable.

Berta: son mensajes como el tuyo los que me motivan a seguir, así que «gracias a ti».

 

rollitos de lenguado y jamón paleo keto low carb

 

He aquí la receta perfecta tanto para low-carbistas que requieran «edulcorar» un poquiño el sabor del pescado, como para cocinillas que quieran agasajar a paleos estrict@s de buen corazón y/o impresionar a amantes del lenguado/jamón en general.

Es una maravilla (y rotundamente paleo y keto).

 

 

Y la lista de ingredientes no puede ser más corta: lenguado, jamón y algo de verde fresco para acompañar. ¡Y ya! Resulta un bocado exquisito (pero fácil a rabiar).

La parte más delicada (que podéis ahorraros tranquilamente si le pedís el favor a vuestro hábil pescadero) es cortar los filetes de lenguado.

Los que no os amilanéis ante la tarea, sabed que no es difícil: a la que lo hagáis un par de veces, ¡sale solo! Basta con hacer un corte a lo largo siguiendo la espina y meter el cuchillo (con cariño, eso sí) para ir apartando el filete. Y luego hay que repetir lo mismo en el otro lado.

 

 

Si (como a mí) os sabe mal tirar la espina del lenguado, sabed que cociéndolo apenas 10 o 15 minutos con un poco de perejil (o incluso sin él) obtendréis un caldo de pescado perfecto para apañar un zurrukutuna o un no-arroz negro con un aporte extra de sabor.

Una vez completada la operación «cortar los filetes» de lenguado, solo faltará enrollarlos alegremente con una tirilla de jamón. Veréis que es más fácil de lo que parece y que se sostienen solicos felizmente. No los saléis (que el jamón ya aporta sal más que suficiente y no habrá quien se los coma), pero un toquecillo de pimienta les va genial.

 

 

Y ya estarán listos para ser convenientemente horneados (en el horno precalentado a 180ºC ) durante unos 10-12 minutos.

Yo los he puesto en capsulillas de silicona para mini-magdalenas porque iba a echarles fotos, pero sabed que se me han desmoronado apenas un 70% de los rollitos que he horneado «a pelo» hasta la fecha. Así que no corráis a comprar capsulillas porque no son realmente necesarias (a menos que os halléis en modo conquista, en cuyo caso recomiendo asegurar el tiro y acompañar estos rollitos con la deliciosa vieira con alcachofa crujiente… no podrá resistirse) 😊

 

rollitos de lenguado y jamón paleo keto low carb

 

Quedan deliciosos recién hechos. Apenas se nota el sabor del lenguado (porque el jamón es infinitamente más sabroso), de ahí que esté «de incógnito», pero conserva todas las bondades del pescado blanco. Los curiosos y/o dubitativos ved aquí su resumen nutricional.

Y es que a pesar de que suelo vituperar aquello de la belleza no lo es todo, en esta receta en particular considero que «no aplica». A mi humilde parecer, son exquisitos a la par que arrebatadoramente bellos… aunque supongo que no puedo ser imparcial.

 

 

Espero que con «apañicos» así os alegréis alguna que otra cena… ¡en especial tú, Berta! 😘



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.