Nutricionista, psicóloga y cocinillas apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Tarta de Santiago low carb (un pelín menos santa)

17 septiembre, 2016

Tarta de Santiago low carb (un pelín menos santa)

4 Comentarios

Qué difícil era comerse solo una porción de tarta de Santiago al acabar (o antes de empezar) las etapas del camino homónimo… Es uno de esos postres clásicos que, sin ser especialmente sofisticado, tiene el encanto inherente a las recetas sencillas de toda la vida.

 

tarta de santiago low carb keto

 

Y no solo está tremendo, sino que su rotunda densidad lo capacita para ejercer de ente paleo low carb perfectamente transportable 😋

 

 

Dos años en el futuro:

Y ese ha sido precisamente el digno cometido de esta versión mejorada de la mini-tarta de Santiago low carb, acompañarme fielmente a modo de kit de supervivencia a celebrar que ya se me permite dejar atrás cinco largos meses de obligado «reposo».

 

 

Y nada me apetecía más que coger la mochila y recorrer por fin las etapas del camino de Santiago que mi último ingreso hospitalario me impidió hacer.

 

 

Y, para que os hagáis una idea del vicio que tiene, confieso que me he pulido el kit de supervivencia entero (que se suponía guardaba para la primera etapa, de Pamplona a Puente la Reina) en el propio tren a la ciudad de los sanfermines (después de un desayuno bastante completito).

¿Qué podría alegar en mi defensa? No atino a aportar circunstancia atenuante alguna… Solo que supongo que llegué tarde cuando repartían la fuerza de voluntad para resistirse a las tartas de Santiago paleo low carb, que lo siento mucho y que intentaré no volverlo a hacer 😊

 

 

Eso sí, está tremenda, pero es un pelín menos santa que la tarta tradicional (como supongo apreciáis, esta versión no exhibe la bella cruz dorada rodeada de blanco prístino). Si os preguntáis por qué, os diré que después de años de devanarme los sesos con sustitutos de color clarito (que apeteciera comerse y «pulverizables») para reemplazar al azúcar glas que da forma a la cruz de Santiago (y llevarme muchos chascos), he optado por hacerlo al revés. En lugar de colorear la parte «no-cruz» de la tarta con color claro, he pintado de oscuro la propia cruz.

 

 

Acepto que no es lo mismo (y que a alguna alma caritativa le puede parecer casi irreverente), pero, ¿a que el efecto óptico da el pego? ¡Nadie dudaría de la «santiaguez» de la tarta! Y en esta epopeya «low-carbizadora», hay que hacer concesiones… Además, apuesto a que tampoco daréis golpecitos disimuladamente a vuestro cachito de tarta para expulsar el exceso de cacao puro en polvo 😀

 

tarta de santiago low carb keto

 

Así que si queréis evaluar vuestra propia capacidad de autocontrol (o apañar un valioso kit de supervivencia paleo low carb), sabed que, para mi minimolde de 14cm de diámetro, han caído:

  • 100 gramos de almendra cruda molida
  • edulcorante al gusto (yo usé una cucharadita de xylitol – ¡Ved Edulcorantes: el Dilema o «Mary Poppins Solo Hay Una» si tenéis dudas sobre el uso de edulcorantes!)
  • 2 huevos grandes (o 3 pequeños)
  • la ralladura de la piel de medio limón
  • una pizca de canela (idealmente, que sea de la verdadera que no daña el hígado)
  • un pelín de mantequilla o aceite para engrasar el molde
  • una cucharada de cacao puro en polvo para la bella «cruz al revés»
  • la mítica plantillita de la cruz (que tenéis aquí: Cruz de Santiago)

¡Y encima el proceso es sencillísimo! Mezclad y batid los ingredientes, vertedlo todo en un molde con papel sulfurizado engrasado y al horno precalentado a 180ºC con ello.

Eso sí, si preferís que quede un poco menos densa (la verdad es que, igual que la versión tradicional, está muy rica, pero podría ejercer fácilmente a modo de arma arrojadiza peligrosa), montad las claras a punto de nieve y/o añadid una puntita de impulsor químico.

 

tarta de santiago low carb keto

 

En poco más de veinte minutos o media hora (usad el viejo truco del palillo que sale limpio), tendréis un bello lienzo en blanco para pulverizar vuestro cacao desde un colador y dibujar la bella cruz.

Y una vez (más o menos) satisfecha la tradición santiagueña, meted en la mochila los pocos cachillos que hayan resistido la primera embestida y…

¡Buen camino!

 

tarta de santiago low carb keto



4 pensamientos sobre “Tarta de Santiago low carb (un pelín menos santa)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *