Tu destino no está en las estrellas…

¡está en tus manos!

Nutricionista, psicóloga y keto coach apasionada (además de feliz superviviente de cáncer, insulinorresistente con síndrome de ovario poliquístico y ex-gorda-depresiva-polimedicada)

Alcachofas fritas con foie micuit «para quitar er sentío»

21 abril, 2019

Alcachofas fritas con foie micuit «para quitar er sentío»

0 Comments

El cloroformo es para aficionados. He aquí la «versión anestésica» o «golpe de gracia» del primer asalto que os propuse en la perversa cena rompe-hielos para enamorar. Con apenas un par de bocados, las torres más altas (y tozudamente férreas) dejarán de tambalearse y caerán derrotadas a vuestros pies… convenientemente inconscientes 😁.

 

 

Vale, puede que exagere un poquito en mis apreciaciones, pero sí afirmo rotundamente que quedan «que quitan er sentío». Y son tan fáciles…

Además, cuentan con la ventaja añadida de que con apenas unos gramillos de foie (para las 6 alcachofas usé 40g) el resultado es más que óptimo. Así que tampoco hay que dejarse el sueldo para que vuestra desprevenida presa caiga desplomada ante vuestras habilidades culinarias.

 

 

¡Y no tienen ningún misterio! Aunque adoro las chips de alcachofa crujiente más que a nada en el mundo, para esta receta las prefiero más melositas.

Primero les doy un hervor en agua con sal (apenas 10 minutos), luego les quito las hojas externas y las descaperuzo, las corto en octavos y las frío a fuego lento en un dedico de aceite con un ajillo. En apenas un cuarto de hora, las retiro, escurriendo el exceso de aceite (que podréis aprovechar felizmente para otro perverso cometido) y las salpimento. Solo queda coronarlas con unas virutillas de foie micuit mientras aún están calientes (dejad el foie en el congelador un ratico antes para poder rallarlo por encima alegremente) y servir.

 

 

Ya veis, es una maravilla de receta sin gluten, sin lácteos, sin frutos secos, sin huevo y low carb «que quita er sentío», pero majamente… ¡ved aquí si no qué info nutricional más benévola!

Eso sí, dejad que las pruebe primero vuestra torre tambaleante, no vaya a ser que caigáis desmayados vosotros primero y se nos fastidie el plan 😆



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.